Que no se olviden de las canastas...

El mes llegó a la mitad y la política no deja espacio a los aguinaldos. Cuando el tapón no se hace solo, lo ocasiona una caravana.

No se le puede echar la culpa a ninguno de los agrupamientos, gobierno u oposición, pues se contagian y comparten los trayectos.

Sábado y domingo, desde la Ovando hasta el Malecón, para que los capitaleños que puedan ver, vean, y los que oír, oigan. Cada cual cuenta la fábula a su manera, pero los drones no mienten, y si la gente quiere comparar, tiene los medios, y si por igual desea sacar conclusiones, a su disposición todas las coordenadas.

Sin embargo, inquieta que estos afanes distraigan a diciembre y que los partidos y los candidatos se olviden de lo más importante a final de cada año. Los repartos.
La Navidad no come cuentos, y no pide los baulitos de los consentidos, pero sí su caja, su funda de productos diversos. Y sin dejar fuera la botella de ron o de ponche, que hombre que bebe solo y sin compañía de mujer es un renegado de la familia.

El gobierno marchó primero y la oposición de segundo. ¿Cuál irá alante en la distribución de canastas? Vale recordar que la caridad vota, dijo diariolibre.com

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More