Daniela Rodríguez era una tía especial

Las tías son una continuación cariñosa de las madres. Su tolerancia y consentimiento a veces superan la paciencia de los progenitores.

Así era tía Daniela Rodríguez, la que siempre le buscaba la vuelta a las cosas para dejar a uno complacido.

Era una tía cercana. Una tía hospitalaria. Una tía cariñosa. Su casa en sector el Manguito de Bohechío, era refugio de todos. De parientes y conocidos.

Ella era una tía especial. Tan especial como la familia que procreó y los valores bajo los cuales lo formó.
A pesar de ser una tía cariñosa y consentidora, era muy enérgica y recta en la crianza. Sus hijos no habrán heredado fortuna ni grandes bienes materiales, pero si una formación doméstica basada en el respeto y la honradez.

Tía Daniela, ha muerto y su muerte deja una ausencia insustituible entre nosotros.

Cuando visitamos donde ella, desde en “volver al pueblito querido que nos vio nacer”. Por su memoria parecía transitar felizmente por cada rincón del pasado por donde cruzó su juventud en aquel poblado de Buy.
Tía Daniela, era una mujer buena, no porque haya muerto, ni porque fuera extremadamente generosa con nosotros, sino porque se entregaba a los demás con desinterés y afecto verdadero.

En esta triste despedida que desde aquí, le hacemos y que enluta el alma para siempre, resaltamos de ella todo lo que significó para la familia, el grato recuerdo que nos deja y el cariño que sembró con su bondad y desprendimiento. 

La tía Daniela Rodríguez, falleció el pasado 26 de septiembre 2019, por quebrantos de salud.

Sabemos que nuestro Dios la tiene en un lugar especial.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More