Capitán que rechazó el amor hija dictador Trujillo, “Lo torturaron más que a Cristo”

La expedición de Constanza, Maimón y Estero Hondo y, para la ocasión, la fundación del mismo nombre ha organizado varias actividades en el lugar donde descansan algunos de los héroes de esa gesta patriótica que lucharon contra el dictador Rafael Leónidas Trujillo, este viernes 14 que se cumplen 60 años.

Yolanda Garrido, viuda del capitán Juan de Dios Ventura Simó, cuenta la importancia de estos 60 años que ha mantenido viva la memoria de esos héroes que ofrendaron la vida para que los dominicanos vivan en democracia, dijo diariolibre.com
Ella es la última de las viudas de los expedicionarios y miembro de la fundación desde sus inicios. Cuenta lo que fue la dictadura, lo que vivió junto a otras mujeres, viudas y madres como Angela Ricart, Guillermina Puig Subirá, Niela Pichardo, las hermanas Ascencio y otras.

Recuerda que tenía 21 años cuando el régimen de Trujillo asesinó a su esposo, quien dejó en la orfandad a dos niños de menores de dos años.

Cuenta que su esposo, que según dice, era considerado uno de los hombres más buen mozo de la época, cayó en desgracia al rechazar el amor de Angelita Trujillo, la hija de Rafael Leónidas Trujillo que quería casarse con él.

Indica que todo comenzó cuando Angelita cumplió sus 15 años y viajó a España en un barco de su padre. Ella pidió que su edecan fuera Ventura Simó para tenerlo cerca, cuenta la dama de hoy 80 años de edad.

Al regresar Angelita quería seguir su amorío con el militar, pero ya él se había enamorado de la joven Yolanda Garrido. “Cuando llegaron aquí, ella le exigía que fuera todos los días al Conde para ella pasar y verlo en una cafetería de un primo de él”, pero cuenta que Ventura Simó no quería la relación.

“En la feria de la paz y la confraternidad Angelita iba a ser la reina después de la celebración de sus 15 años, entonces le ofreció matrimonio a mi marido. Todos esos episodios me lo costaba y me decía que bajo ningún concepto se casaba con una p... porque ella tenía fama de quitarle los novios a todas las amigas, pero conmigo no pudo”, narra con cierto dejo de orgullo.

Desde entonces Ramfis Trujillo odiaba a Ventura Simó porque le molestaba que no correspondiera el amor de su hermana. Era una costumbre que los militares cercanos al régimen buscaran como padrinos de sus bodas a un miembro de la familia Trujillo, pero que, al no ser su hermana, Ramfis se negó.

Narra que su esposo se dio cuenta de que había caído en desgracia con el régimen, del que dijo nunca estuvo de acuerdo e intentó irse del país. Fue entonces cuando desde el gobierno se inventó en una ocasión la historia de que el avión que pilotaba Ventura Simó se había caído, pero era mentira, que era para desaparecerlo

A doña Yolanda le informan que había muerto en accidente, pero un coronel amigo de la familia le decía que estaba vivo, pero que lo estaba torturando junto a otros conspiradores y de su caso se encargaba personalmente Ramfis Trujjillo.

Cuenta que el hijo del dictador era tan cruel que calentaba una plancha y se la pasaba por todo el cuerpo y llevaban a sus compañeros de lucha “para que vieran lo que se les hacía a los traidores”, le tiraban la comida en el suelo y otras barbaridades.

“A Juan de Dios lo tiraron verdaderamente al mar porque ya no servía, ya no era gente era, no era una persona si de verdad lo tiraron al mar, le sacaron todas las uñas, los dientes, no tenía cabellos, se puso pequeñito por las torturas porque cuando se sufre como él, se vuelve un guiñapo, y eso fue lo que tiraron al mar”.

El legado
De acuerdo con la señora Garrido, hoy esposa de Leandro Guzmán, quiera a su vez era el marido de María Teresa Mirabal, la mayoría de los expedicionarios eras jóvenes, profesionales brillantes que quisieron dejar el legado de la libertad a este pueblo y vinieron al país con el sueño de iniciar un programa mínimo de mejoría del pueblo.

Manifiesta que ese programa no se ha cumplido porque la sociedad sigue esperando el cumplimiento de ese programa mínimo: “Un programa mínimo que nunca se ha cumplido porque decir que tenemos libertad porque hablamos disparates, ya creen que vivimos en democracia y libertad un programa mínimo que trajeron esos revolucionarios de corazón y de mente significa tierra para los campesinos, salud, que no la hay, educación que no la hay, justicia, tampoco ni tampoco seguridad”, puntualizó.

Para recordar los 60 años de la llegada de los expedicionarios la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo ha diseñado un programa para desarrollar durante todo el día 14 de este mes en el monumento dedicado a su memoria en el Centro de los héroes.

Los actos se inician a las 7:00 de la mañana con la apertura del monumento, a las 8:00 se sube la bandera y desde entonces se estarán recibiendo las coronas que cada año llevan instituciones. La Universidad Autónoma de Santo Domingo(UASD) siempre hace acto de presencia.

A las 2:00 de la tarde se deja el espacio limpio para los actos que incluyen una misa a las 5:00 de la tarde que será oficiada por el obispo de Baní, monseñor Víctor Masalles. Habrá un acto lírico, se estrenará una canción escrita por Sergio Martínez Howley, hermano de Orlando Martínez y que la cantará Carlos Soriano.

También cantará el coro de la parroquia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, habrá un ballet, los bomberos tendrán una participación y otras actividades.

Yolanda Garrido, agradece a la Alcaldía del Distrito Nacional por todos los trabajos de limpieza y acondicionamiento del monumento que en la persona del alcalde David Collado, ofreció todo su apoyo a la fundación para que los 60 años de la gesta del 59 fuese conmemorada en grande.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More