Obispo pide a sanjuaneros levantarse contra drogas


El obispo de la diócesis de San Juan, monseñor José Dolores Grullón Estrella, pidió a las autoridades y a los sanjuaneros enfrentar el auge de las drogas y la delincuencia que afecta a esa provincia.



“Hay que tener la voluntad de querer enfrentar eso”, respondió el sacerdote cuando, a través de la vía telefónica, fue preguntado en torno al editorial de este jueves de Listín Diario, llamando a la sociedad de San Juan a levantarse contra el mal de las drogas, tal y como lo está haciendo Baní.

“Creo que es algo que hay que enfrentarlo desde las autoridades, la iglesia y la misma sociedad”, agregó monseñor Grullón.

“Todos tenemos que educar en eso; educar a los jóvenes y tratar de librarlos de ese mal”, anadió el prelado.

Considera que se debe garantizar la educación y el trabajo entre los jóvenes, como la mejor forma de enfrentar ese mal.

El obispo de San Juan dijo que “en todo sitio es igual; es el país entero que está igualito. Ninguna provincia, ninguna ciudad se escapa, ni siquiera Baní; es el país”, insistió Grullón.

Los reportes de prensa del 2015 revelan que ya en ese año el obispo denunció que en algunos barrios de San Juan existían puntos de droga “intocables”.

Grullón Estrella dijo en aquella ocasión que “desde que usted entra al muro de Guachupita lo graban con cámara y eso lo saben las autoridades”.

“No es posible que esto esté ocurriendo y las autoridades, que tienen que ver con este mal, no lo enfrenten con la responsabilidad que el caso amerita”, dijo el obispo.

La mención que hace de Baní el obispo de San Juan es una referencia a la campaña contra las drogas, delincuencia y el crimen organizado emprendida por los banilejos, ante los momentos de disgregación social allí generado por la proliferación y efectos demoledores del consumo de drogas.

La determinación de sus ciudadanos cobró impulso cuando más de un centenar de delegados de colectivos de la provincia Peravia se reunieron y adoptaron una declaración conjunta de apoyo a la “línea de acción enérgica” puesta en vigor por las autoridades. Como se ha denunciado ahora en San Juan, en Baní existía un contubernio de policías, DNCD y fiscales que protegían puntos de drogas.


Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More