TITULARES

....Periodista: "He caído en manos de unos ángeles de Dios"...Salud Pública: dispone cierre de clínica de cirugía plástica Cipla...Pastora y comunicadora denuncia amenaza de muerte...Modesto Rodriguez Víctima de la injusticia y la enequidad en el periodismo...Mujer ataca a tiros a joven que se negó a tener sexo con ella-VIDEO...La Vega: de luto por muerte hijo de Cuqui Medrano radiodifusor...Confirman tres muertos en accidente de helicóptero en RD...Muere hombre accidente de motor San Juan...San Juan: Chóferes pensionados denuncian que tienen 5 meses sin cobrar...La tormenta Andrea, primera de la temporada, ¿presenta peligro para RD?...Piden que hospital de Bohechío lleve el nombre de la doctora Clara Herrera...Razones para visitar parque Duarte de Padre Las Casas....Hiere a primo de varias estocadas por presunta mala jugada dominó...Matan anciano a palos para robarle 3 mil pesos...Matan hombre por un pote de "romo"...Arroyo Cano: Amigos publican mensaje sombre muerte Confesor Sánchez (Diolenni)...No permitamos que Modesto se muera?...Danilismo demuestra su fuerza en la capital...Fin de semana sangriento!...Al menos 10 muertes trágicas...Nativo Arroyo Cano: pierde la vida al chocar vehículo con poste de luz autopista Duarte...Gobierno autorizan transportar bicicleta en el Metro y el Teleférico. ....

Ajuste de cuentas sería causa cuádruple crimen

Santo Domingo. Sobre el asesinato el sábado de cuatro personas, dos mujeres y dos hombres, en el interior de una yipeta, cuando se desplazaban por la comunidad La Mojarra, en la entrada del municipio de Guerra, las autoridades manejan la hipótesis de que estaría vinculado a un ajuste de cuentas.

El conductor de la yipeta Roberto Confesor Híchez Zapata, de 44 años, acribillado de varios disparos, tenía dos días que había llegado de Estados Unidos.

Los investigadores sostienen que por las características del crimen podría tratarse de un ajuste.

Un militar residente en la zona donde ocurrió el crimen, que no quiso identificarse públicamente, dijo que por su experiencia cree que se utilizó un fusil M-16, además de que los atacantes fueron precisos en los disparos.

El hecho ocurrió a las 2:00 de la madrugada cuando el conductor disminuyó la velocidad para cruzar un reductor (policía acostado), después de salir de la discoteca El Mercurio, en la comunidad de Guerra, que según se afirma era propiedad del conductor, versión que no pudo ser confirmada por El Nacional.

Las víctimas son Híchez Zapata, de 44 años, quien llegó al país el pasado jueves, conductor de la yipeta; Pablo Roberto Celedonio (Choco), de 42, años; Altagracia Librada Zapata, de 41, y Eladia Sabino de la Cruz, de 41 años. Todos vinculados familiarmente, residentes en la comunidad El Toro.

¡Auxilio!, ¡Auxilio! ¡Auxilio!, así, fue que una patrulla de la Policía, dio con el hecho cuando la esposa del conductor Johanny Castro, de 40 años, y su hija menor que por razones legales se omite su nombre, gritaban desesperadas a las 2:00 de la madrugada a la orilla de la calle Carlos Manuel Pumarol, para que socorrieran a las víctimas.

Es en ese momento es cuando los agentes se percataron de que en el interior del vehículo había cuatro muertos con impactos de bala. Los cadáveres fueron levantados próximo a las 6:00 de la mañana.

Todos vivían en la comunidad El Toro, pueblecito que está consternado y que todavía no creen lo sucedido.

Las víctimas viajaban en la yipeta Mazda, placa G385555, negra, y fueron interceptados por desconocidos que viajaban abordo de una camioneta doble cabina, Nissan.

En la escena del crimen recolectaron varios casquillos, mientras los cuerpos eran trasladados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) y la Policía informó que profundiza las investigaciones.

Padre de Choco
Ramón Celedonio, padre de Pablo Roberto Celedonio (Choco), quien se dedica al diseño de jardinería, en la zona de Bávaro, definió a su hijo como una persona normal sin ningún tipo de problema, que trabajaba en una empresa de ingeniería, construcciones y diseño.


Explicó que todas las víctimas están relacionadas familiarmente y que en algunas ocasiones salían a compartir.

“Yo estaba fuera, estaba en mi trabajo, recibí una llamada como a las 4:00 de la mañana de que mi hijo había tenido un accidente”.

Padre de Eladia
Pedro Sabino, de 80 años, era el padre, hermano y tío de tres las víctimas, y no cree lo sucedido, y bajo las preocupaciones no dejaba de dar las instrucciones para procurar los cadáveres al Inacif.

“Los que mataron todos son mis familias, una hermana, un sobrino y una hija y el otro también es familia mía. El conductor era mi sobrino”.

“Él tiene dos días aquí, vive en los Estados Unidos, cuando él venía se quedaba en la casa de su madre”.
Explicó que cuando Híchez Zapata, venía las invitaba a salir, “como quiera que sea él era tío de ellas”.

La Policía informó el sábado que agentes de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) investigan las circunstancias en que ocurrió el asesinato.

Según la Policía el informe preliminar indica que a las 2:40 de la madrugada del sábado, mientras la patrulla de Guerra retornaba de llevar la fuerza agregada, una señora en compañía de una hija estaba pidiendo auxilio, y quienes andaban en la yipeta, se encontraban muertos.

Las damas son madre e hija, respectivamente, quienes presentan laceraciones por cristales en distintas partes del cuerpo.

Johanny Castro indicó a los agentes que las heridas de bala a las víctimas se las ocasionaron personas hasta el momento sin identificar, quienes se desplazaban a bordo de una camioneta doble cabina, marca Nissan, y un carro blanco.

Castro dijo a los investigadores que a eso de la 01:00 de la madrugada se encontraba junto a su esposo Roberto Confesor Híchez Zapata, su hija adolescente, la tía de su esposo, Librada; la prima de su esposo, Eladia Sabino, y su amigo, Pablo Roberto, así como también varias personas más en una discoteca en la carretera Guerra-Bayaguana.

Dijo que al cerrar el centro de diversión abordaron la yipeta para marcharse a sus viviendas, pero en el trayecto fueron sorprendidos por sus agresores, quienes sin mediar palabras le emprendieron a tiros ocasionándoles a las víctimas las heridas mortales, logrando sobrevivir ella y su hija, que solo presentan laceraciones como consecuencia de los cristales del vehículo.

Investigar
El padre Roberto Confesor Celedonio Híchez Zapata, Ramón Celedonio, pidió a la Policía investigar bien el caso, ya que su hijo no tenía problemas delictivos, vino al país el pasado jueves junto a su esposa y tres hijos a pasar las navidades. El Nacional.


Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More