TITULARES

...Niña se suicida porque su madre le prohíbe usar celular...Moradores av. España piden al "síndico" "El Cañero" recoger la basura... Haitianos volverán a las calles para exigir salida Jovenel Moïse...Ito Bisonó advierte catástrofe en RD si se sigue ignorando el caos haitiano...Irán al Palacio Nacional autoridades Yaque y San Juan, construcción de Liceo...Desafíos de una madre soltera... “solo Danilo Medina es el único que puede ganar en la primera vuelta”: afirmo José Ramón Peralta...Danilo promulga Ley prohíbe uso hookah lugares públicos y privados... Video-Multitud enojada intentó linchar chófer Caribe Tours mato a motorista...Lanzo esposa de tercer piso porque no quiso volver con él...Video-Mueren 2 personas y varias resultan heridas accidente...En Yaque: Piden terminación liceo, lleva una década en construcción-VIDEO...Santo Domingo: Muere la dama de la canción...Gobierno sube el Bono Escolar entre RD$1.200 y RD$1.400...Hombre en RD. contrató madre e hija prostitutas y le llevaron 13 millones de pesos...Grave crisis en Haití: ¿se acabó el tiempo para el presidente Moise?...Hija presidente Haití, también se encuentra en RD...Whatsapp, la plataforma que revolucionó la comunicación...Maduro ordena un plan de despliegue Fuerzas Armadas ante "la provocación" EEUU...Joven que besó estudiante escuela, explica “cómo pasó todo en realidad” --VIDEO...Mujer: Sanjuanera con ataque de "celos" destruye carro de su esposo...

"El teléfono celular es una droga"-VIDEO

Una investigación liderada por Erik Peper y Richard Harvey revela que el uso excesivo de teléfonos inteligentes es similar a cualquier otro tipo de abuso de sustancias


Una condición aunada a la adicción a las redes sociales que origina un efecto negativo en la conexión social. 

En una encuesta realizada en la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, estos expertos encontraron que los estudiantes que usaban sus teléfonos con mayor frecuencia informaban de niveles más altos de aislamiento, soledad y ansiedad.

En la época de la lucha por la igualdad y los derechos, la conclusión de que unos son más iguales que otros suena más que rara. 

                 'Entrevista', de la agencia RT.
El juez de menores español, Emilio Calatayud, dijo que "Las redes sociales y los móviles son una droga, son un instrumento para cometer delitos y también para ser víctima". 

juez Emilio Calatayud comenzó a trabajar con menores en el 1987. Desde entonces, ha juzgado a más de 20.000 menores y lleva más de tres décadas dictando sentencias. Su foco no lo pone solo en los adolescentes, sino también en los adultos.

Hace 30 años, los delincuentes adolescentes "eran más legales" y sinceros a la hora de responsabilizarse de sus actos, recuerda el magistrado español. 



Calatayud, destaca que en esos tiempos "era otro tipo de delincuencia" cometida en gran parte por jóvenes "desgraciados y marginales" y además "teníamos en aquella época mucho problema con la droga dura", como la heroína.

Ahora "gracias a Dios se han equiparado las clases sociales" de modo que "nos llegan muchos chavales de clase media o media-alta que muchas veces están superprotegidos por los padres y que son "mucho más inmaduros e inconscientes".

Estos "niñatos y niñatas" son más "complicados" ya que suelen "justificarlo todo", mientras que los delitos que más cometen son aquellos relacionados con maltratos de hijos a los padres. Así, si la proporción general de delincuentes adolescentes constituye un de 25 % chicas frente al 75 % de chicos, en el ámbito de la violencia familiar estas cifras se equiparan y alcanzan un 40 % y un 60 %, respectivamente.

Otra categoría de delitos excepcional de este tiempo es aquella que está relacionada con las redes sociales. "El móvil es una droga" y un "instrumento muy peligroso" tanto para "cometer hechos delictivos" como para "ser víctima de un delito", expresa Calatayud. 

El juez de menores español pone un ejemplo: Acoso escolar, bulling, amenazas, chantajes, injurias de todo tipo e incluso palizas salvajes a los padres por restringirles a sus hijos el acceso a Internet. 

Por todo esto, "hay que violar la intimidad de nuestros hijos como toda la vida lo han hecho nuestros padres registrándonos el bolsillo, mirando la mesilla de noche o la cartera", con la diferencia de que "ahora la vida está en los móviles".





Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More