Bohechiense en España "Era un sueño, que no creía, no puedo dejar de llorar"

Bohechiense en España "Era un sueño, que no creía, no puedo dejar de llorar"
CLICK FOTO VER DETALLES

TITULARES

Sin agua ni para el café, Guanito-Elías Piña... Eligen periodista del año: Secretario CDP, director lalupadesur, Benny Rodríguez... Periodista de Bohechío destaca obras realiza Gobierno en su pueblo... Video: Vaca de Fernando Villalona pare becerro con 2 cabezas... Bohechiense en España "Era un sueño, que no creía, no puedo dejar de llorar"... Cancelan dos Policías "macuteaban", fueron grabados... Ministro de Defensa da "primer picazo" construcción vía Hondo Valle-La Descubierta... Gremio periodístico rechaza condena contra Julio Martínez Pozo... Restos Hasbún Vda Selman será sepultada este sábado... Jueza condena a Julio Martínez Pozo 2 meses de prisión... En Arroyo Cano-Yaque "Agua por un tubo" inauguran estación de bombeo... En Los Bancos: Apresan hombre que transportaba 5 paquetes de drogas... Joven llega a su graduación en un ataúd, ver VIDEO... Mujer está en casa, reportada como desaparecida había sido secuestrada... Combustibles suben Gas-GLP RD$3.00, gasolinas RD$2.00 y RD$4.00...

Si quiere viajar, cuide lo que publica en redes sociales

Ha causado mucho revuelo noticias publicadas sobre la posibilidad de pedir a solicitantes de visado estadounidense, datos sobre sus redes sociales. 


Según fuentes no reveladas, el Departamento de Estado de Estados Unidos evalúa pedir a solicitantes de visado sus nombres de usuario en redes sociales en los últimos cinco años y otras informaciones como números de pasaportes anteriores y datos de los empleadores de los últimos 15 años, entre otros. 

 Actualmente el formulario DS-160, que corresponde a las solicitudes de visado de No-Inmigrante, pide la información de contacto del solicitante, nombre, fecha de nacimiento de padres y cónyuges, nombres y estatus de familiares inmediatos que viven en Estados Unidos y, en el caso específico de los hombres, idiomas que habla, países visitados en los últimos cinco años, estudios realizados y datos de los empleos anteriores. 

El último cambio incluido en dicho formulario, que aplica para hombres y mujeres, es la fecha de inicio de labores en el trabajo actual y una confirmación de que el solicitante conoce y entiende las implicaciones de la ley sobre tráfico de personas. 

Para las visas de residencia, las informaciones solicitadas son más detalladas y en el formulario DS-260 se deben indicar las direcciones donde la persona ha residido desde que cumplió sus 16 años, con la fecha en la que empezó a residir en el lugar y cuando se mudó al siguiente domicilio, además de los datos de todos los cónyuges, entre otras. 

En 2017, Estados Unidos comenzó a pedir a los ciudadanos de países a los que no les exige visa, que proporcionen de manera voluntaria los nombres de sus cuentas en redes sociales. 

Esto lo solicita el Departamento de Migración al momento de que la persona llena en línea el famoso ESTA (Electronic System for Travel Authorization), que es el formulario por el cual obtienen el permiso de entrada los viajeros que pueden acogerse al programa de exención de visas (Visa Waiver Program). 

 Pero no sólo Estados Unidos pide informaciones personales y sensibles. 

Canadá, por ejemplo, además del formulario de solicitud de visa, solicita un formulario complementario con los datos de los familiares inmediatos del solicitante. 


Reino Unido, que no está incluido en los países del acuerdo Schengen, solicita datos de padres y cónyuges, informaciones sobre el tiempo de residencia en el domicilio actual, si el lugar es propio o no, monto de gastos e ingresos mensuales, balance de ahorros y todos los países donde la persona ha viajado en los últimos diez años, además de otras informaciones. 

 Todas estas informaciones y cambios no están vinculadas a asuntos migratorios.

Los países quieren tener acceso a las publicaciones en redes sociales de sus visitantes por un asunto estrictamente de seguridad. Si usted quiere viajar, cuide lo que publica en redes sociales, porque la seguridad ha puesto la privacidad en un segundo plano. 

Por: Patricia Polanco
Contacto: consularis2010@gmail.com

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More