TITULARES

...San Juan: Fiscal ofrece charla “La cibercriminalidad, sus efectos y el proceso penal en la RD”...El feminicidio como producto de pobreza mental... Está vivo Johnny Abbes?...“Raful no es un loco para inventar algo así”...Bohechío: Este viernes juramentaran nueva directiva Municipal ADP...VIDEO-Muñeca poseída por el demonio ataca novio de su dueña por celos...San Juan: 168 viviendas inundadas; siguen en alerta 10 provincias... Realizan caminata por el rescate de los valores en Bohechío...Muere profesional de la salud, San Juan de la Maguana...Ministro sobre hallazgo de piernas humanas: habrá sanciones a los culpables, sin importar quien haya sido...Ayuntamiento entregará regalía pascual 3 diciembre...Vaguada continuará provocando aguaceros esta tarde...¿Por qué se inunda San Juan de la Maguana cuando llueve?...Descendientes de Sánchez respaldan saquen restos Pedro Santana del Panteón Nacional....

El oro o la esperanza de los más pobres en San Juan

Al suroeste del país, el proyecto minero Romero ha prometido ofrecer una nueva forma de riqueza a los residentes en una de las zonas más deprimidas de la nación, mediante la extracción del oro y cobre que yace en el suelo de la provincia San Juan, de acuerdo al Listín diario digital.



La explotación de Romero ha sido diseñado para marcar un antes y un después en la actividad minera nacional, por lo que las innovaciones tecnológicas que serán implementadas la convertirán en un proyecto modelo, tanto en operación como en sostenibilidad ambiental. 

Según ha sido planteado por sus desarrolladores, este proyecto Romero no solo garantiza la sostenibilidad ambiental del mismo, que por sus características podrá convivir perfectamente con cualquier actividad agrícola, turística, económica y de otra índole, por lo que antes que dañar, apunta a provocar beneficios económicos de alto impacto para la provincia de San Juan y para el país. 

 El proyecto aportará al Estado más de RD$11,000 millones por concepto de recaudaciones, unos 900 empleos en etapa de construcción y alrededor de 400 puestos durante la operación, lo que significa una dinamización en términos monetarios para la localidad y provincias aledañas, según han indicado los desarrolladores del proyecto minero en diferentes foros. 

 A pesar de los beneficios previstos para esta provincia con altos índices de pobreza, el proyecto ha tenido oposición de algunos sectores que temen por un impacto ambiental negativo, aunque sin un argumento científico que respalde esos temores. 

Es en ese sentido que la empresa ha abogado por el cumplimiento de la Ley Minera, que establece que una vez otorgada la carta de autorización por parte del Poder Ejecutivo al Ministerio de Energía y Minas, se proceda con la concesión para la realización del estudio de impacto ambiental que determinará la viabilidad del proyecto. 


La actividad minera en San Juan, propiciará un importante encadenamiento productivo estimado en unos $64,000 millones en compra y contratación de servicios, a lo que se suma la construcción de una carretera pública de 23 kilómetros, que beneficiará a los productores, así como la electrificación y la inserción de un sistema de fibra óptica que mejorará las telecomunicaciones en la zona de Hondo Valle, una localidad donde aún no ha llegado el servicio telefónico.  

Muchos de los residentes de las comunidades Sabaneta, Hondo Valle, Higüerito y La Maguana, algunos de los cuales han sido beneficiados en la etapa de exploración de la empresa minera, se han manifestado a favor de que se le permita demostrar la sostenibilidad ambiental del proyecto mediante la realización de los estudios correspondientes, con lo que estaría evaluando una forma de reducir los índices de pobreza en esa provincia sureña.

 “El proyecto Romero debemos conocerlo, porque personas que quizás no tienen el conocimiento de lo que es una explotación minera están diciendo ‘no a la mina’, sin conocer cómo se hará la extracción. Este proyecto, de no ser dañino para el medioambiente, desarrollaría nuestra comunidad, por lo que no veo razón para oponerse sin hacer los estudios necesarios. 

Particularmente creo que no es un proyecto de destrucción sino de avance”, señaló Andino Jiménez, residente en el municipio de Sabaneta. 

Impacto económico Más allá de las recaudaciones del Estado, el mayor impacto económico del proyecto es el encadenamiento productivo que suscitará mediante el uso de materiales y la contratación de servicios, que incluye sectores como alimentación, transporte, construcción, confección de uniformes, servicios de lavandería, insumos de limpieza, materiales de oficina, papelería, telecomunicaciones, alojamiento, entre otros, como la generación de nuevos empleos, mayor capacidad de consumo y dinamismo económico con miles de empleos indirectos en San Juan y el resto de la región.

 La proyectada construcción de una carretera pública de 23 kilómetros comunicaría las comunidades Ingenito, La lima, Boca de los arroyos, La Hilguera, La Ciénaga y Hondo Valle con un impacto altamente positivo en la actividad agrícola de la localidad, especialmente de la producción cafetalera y de granos, que ha sido mermada por la falta de comunicación vial adecuada. 


 Elvis Concepción Jiménez, es maestro constructor en esta comunidad y es uno de los residentes que favorece la mina. Él cuenta: “Los maestros constructores hemos trabajado en la escuela que construyó la minera, en los campamentos y en la adecuación de la carretera. 

Es decir que cuando la gente de la mina no está por ahí, la loma no tiene renta de dinero porque la agricultura está pésima, y cuando los ‘pica piedra’ pagan, se nota el movimiento de dinero en Sabaneta”. 

 Asimismo, el agricultor Cristino Mora (Cecilio), quien ha trabajado para el proyecto como ayudante de cocina y vigilante, manifiesta su respaldo a la minera y señala, que siempre que se demuestre que no dañará al medioambiente, Romero será un aliado para la agricultura de la zona.

 “En los últimos tres años los agricultores solo hemos tenido derrota y pérdidas, por lo que este proyecto nos ayudará a recuperarnos y poder invertir más en la tierra”, apuntó. 
Drama de pobreza 
Las condiciones de pobreza no solo se perciben en lo alto de la montaña, sino que en casi la totalidad de las comunidades de la provincia se eleva el clamor por oportunidades de generación de ingresos que mejoren su calidad de vida. Juvery Mateo (Santos) y su esposa Julie tienen esperanza en el desarrollo del proyecto.

 “Yo trabajé en la mina por seis meses y pude levantar esta construcción, porque cada vez que cobraba cojía una parte para los materiales, pero ahora la tuve que parar porque no estoy produciendo”, dice. 

Hace un mes, un fallo de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial San Juan ordenó la detención de los trabajos en Hondo Valle. Desde entonces, la pareja y sus tres hijos sobreviven con RD$2,000 que gana Julie y con lo poco que le genera la actividad de desgranado de gandules que realizan por apenas RD$4 por libra. 

Gestión sostenible Romero está concebida como un proyecto modelo en términos de gestión ambiental, pues garantiza un impacto neutro mediante el uso de tecnología de punta para el uso eficiente del agua y para que no sea necesario el uso de químicos contaminantes para la separación de los metales; además de que operará en un mecanismo de minería completamente subterránea, por lo que no habrá deforestación en este territorio ni afectación de la capa vegetal. 

La Sociedad Dominicana de Geología (Sodogeo) sostiene que las explotaciones de yacimientos mediante minería subterránea tienen huellas ambientales bastante reducidas frente a los beneficios de desarrollo económico y social que generan, tanto en las comunidades aledañas a los yacimientos, como para el Estado.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More