¡Zafa! Hoy es martes 13

                           Bartolo Veloz y Henry García

Si por alguna razón usted se acerca hoy a una persona desconocida que lo invita a conversar al sol, no se preocupe mucho ni le busque la quinta pata al gato. 

Esa persona estará tratando de comprobar si usted es Satanás, porque ese ser dizque está suelto hoy, por ser martes 13. Para los que creen en brujería, hoy es riesgozo cruzar por debajo de una escalera, toparse con un gato prieto o saludar, como de costumbre, con la mano derecha.
 
Los que así creen tomaron al levantarse esta mañana la precaución de apoyarse primero sobre el pie izquierdo y vestirse con una de sus prendas íntimas al revés, para evitar ser alcanzados por las andanzas del Cachuzo. Otros lo toman al revés al considerarlo un día de buena suerte y hasta apuestan al 13 en los juegos de azar. 

Claro, si usted no tomó ninguna precaución para evitar el mal ni se anima a esperar buenaventuranzas hoy sólo por causa de esa combinación, tampoco es como para preocuparse mucho porque su vida transcurrirá hoy como cualquier otro día.  

El de hoy es el último de los dos únicos martes 13 que el calendario reservó para el 2009. El primero fue al estrenar el año, en enero. Su competidor más cercano, el viernes 13, obtuvo este año ganancia de causa al presentarse en febrero y marzo, además de reservar cita para noviembre. 

En las culturas de España, Grecia y América Latina, el martes 13 es considerado un día de mala suerte. Mucha gente tiene fobia a la combinación del martes o el viernes con el 13, y en días como el de hoy ni siquiera se atreve a viajar. Pero las connotaciones negativas atribuídas a días como el de hoy carecen de fundamento científico, por lo que temores y precauciones entran en el campo del mito. 

La combinación del 13 con el martes tiene su origen a finales de la Edad Media. El martes 29 de mayo de 1453 cayó la ciudad de Constantinopla. 

Según parece, el Papa y las repúblicas de Venecia y Génova enviaron una flotilla de ayuda a la ciudad sitiada, pero esa misión caería antes de llegar. Cuando la flota de socorro entraba por el estrecho de los Dardanelos se cruzó con unos pocos barcos de refugiados que huían de la ciudad conquistada, y al preguntar cuándo había caído les respondieron que el martes. 

 La caída de Constantinopla supuso un profundo trauma para las potencias cristianas, y el día de su caída, el martes, asociado además al dios de la guerra pagano, pasó a ser considerado de mala suerte. 

 La palabra “martes” proviene del nombre del planeta Marte, que en la Edad Media era llamado “el pequeño maléfico”, y significa voluntad, energía, tensión y agresividad. 

 Marte (o Ares, según la mitología griega), es el dios de la guerra, por lo que el día martes está regido por el planeta rojo, el de la destrucción, la sangre y la violencia. Además, según la leyenda, la confusión de lenguas en la torre de Babel habría ocurrido un martes 13. Por Víctor Méndez.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More