TITULARES

...San Juan: Fiscal ofrece charla “La cibercriminalidad, sus efectos y el proceso penal en la RD”...El feminicidio como producto de pobreza mental... Está vivo Johnny Abbes?...“Raful no es un loco para inventar algo así”...Bohechío: Este viernes juramentaran nueva directiva Municipal ADP...VIDEO-Muñeca poseída por el demonio ataca novio de su dueña por celos...San Juan: 168 viviendas inundadas; siguen en alerta 10 provincias... Realizan caminata por el rescate de los valores en Bohechío...Muere profesional de la salud, San Juan de la Maguana...Ministro sobre hallazgo de piernas humanas: habrá sanciones a los culpables, sin importar quien haya sido...Ayuntamiento entregará regalía pascual 3 diciembre...Vaguada continuará provocando aguaceros esta tarde...¿Por qué se inunda San Juan de la Maguana cuando llueve?...Descendientes de Sánchez respaldan saquen restos Pedro Santana del Panteón Nacional....

Periodismo robotizado


El "periodista-robot" es ya una realidad en los grandes diarios de los Estados Unidos que día a día libran una batalla por estar en la cima de las innovaciones tecnológicas. 

El ecosistema digital, que es el campo en el cual se espliegan estas modernas herramientas, acoge no solo esta obra maestra de la inteligencia artificial que es el robot, sino otros dispositivos como audífonos y visores, que cambiarán en el futuro inmediato las formas de ver y leer noticias. 


Estos últimos dispositivos, pero sobre todo los visores, abren el campo a dos plataformas de la creatividad tecnológica, la "realidad virtual" y la "realidad aumentada", en la que los vídeos con imágenes vivas o gráficas animadas, voz y texto rivalizan con el periodismo impreso. 

A las nuevas generaciones de lectores de noticias o usuarios de redes sociales les fascinan estas opciones y de ahí la demanda y popularidad que alcanzan los nuevos aparatos que les permiten ver al mundo y sus realidades en otras dimensiones. 

El "periodista-robot" se viene utilizando desde hace pocos años en la elaboración de noticias a partir de datos que los periodistas reales preparan para alimentar el cerebro tecnológico, una manera de automatizar el uso de los archivos y permitir que los reporteros humanos se concentren en enfoques más profundos. 

Esta tecnología, que ha irrumpido con fuerza en los diarios norteamericanos, despierta muchas inquietudes acerca de si el trabajo del periodista humano sería eventualmente reemplazado por el de estas máquinas. 

Dos grandes agencias de noticias, como la Associated Press, de Estados Unidos, y la Reuters, de Inglaterra, también han incorporado las nuevas tecnologías en sus servicios de difusión de noticias. 

La AP, que en sus 150 años ha sido una pionera en innovaciones, utilizando primero palomas mensajeras, caballos, ferrocarriles, botes de vapor, telégrafos, la radio y la transmisión de fotos por teléfono, emplea ahora videos de 360 grados y la realidad aumentada, para diversificar sus ofertas noticiosas. 


Reuters, a su vez, acaba de crear un sistema que le permite identificar los eventos de última hora o noticiosos que se publican en Twitter y otras redes sociales y, una vez comprobados bajo un excelente sistema de monitoreo y depuración, da el golpe alante en la carrera de las primicias informativas. 

Esta tecnología permite reunir todos los elementos fehacientes de un episodio y re-elaborarlos y ofrecerlos en un contexto mayor. También ayuda a los reporteros que cubren el episodio a tener a la mano, de inmediato, todos los antecedentes noticiables y ofrecer una visión más completa del hecho. 

Entrar en la liza por estar en el top de las innovaciones cuesta mucho dinero. Y eso hace pensar a los medios impresos integrados con digitales hasta qué punto es aconsejable vaciar los bolsillos de uno para sustentar a la plataforma digital, que es donde se materializan la lucha crucial por el dominio de las audiencias. 

Los medios dominicanos no están todavía a la altura de estas presiones, pero no hay dudas de que en la medida en que se popularice su uso y demuestren sus alcances planetarios, tendrán que decidirse por adaptarlas y aplicarlas según los niveles de rentabilidad o monetización que sean previsibles. 

No hay maneras de echarse a un lado del camino e ignorar la fuerza y relevancia de estas tendencias y tecnologías. El futuro está aquí. Y tenemos que vivirlo a plenitud.



Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More