TITULARES

...Patanista herido ayer en Haití, es de San Juan de la Maguana.... HAITI: Hay tensión ante un llamado a protestas hoy contra la corrupción... Video-PN. suspende Teniente Coronel le entro a trompadas presidente Derechos Humanos... Denuncian violación a la territorialidad dominicana y la soberanía nacional... San Juan: Eligen a (Tano) Casilla presidente Asociación Dominicana de Regidores... Funcionario Ayuntamiento le da trompón en un ojo a empresario-Vídeo...VIDEO-Motoconchista por deudas roció su cuerpo con gasolina y se prendió fuego...Video-Fallece uno de 2 supuestos ladronazos linchados...Atrapan “confeso asesino” sargento PN en atraco en Las Matas de Farfán...San Juan: Fiscal ofrece charla “La cibercriminalidad, sus efectos y el proceso penal en la RD”...El feminicidio como producto de pobreza mental...Está vivo Johnny Abbes?...“Raful no es un loco para inventar algo así”...Bohechío: Este viernes juramentaran nueva directiva Municipal ADP...VIDEO-Muñeca poseída por el demonio ataca novio de su dueña por celos...San Juan: 168 viviendas inundadas; siguen en alerta 10 provincias...Realizan caminata por el rescate de los valores en Bohechío...Muere profesional de la salud, San Juan de la Maguana.......

El horror de los niños que mueren de hambre en Venezuela

SAN CASIMIRO, Venezuela. Apenas a sus 17 meses, Kenyerber Aquino Merchán murió de hambre. Su padre salió de la morgue del hospital antes de la madrugada para llevarlo de regreso a casa. 

Cargó al bebé esquelético a la cocina y se lo entregó a un trabajador funerario que hace visitas a domicilio para las familias venezolanas que no tienen dinero para realizar un funeral. 



 Se podían ver claramente la espina dorsal y las costillas de Kenyerber mientras le inyectaban los químicos de embalsamar. Las tías intentaban mantener alejados a los primitos curiosos. 

Sus familiares llegaron con flores y reutilizaron cajas de alimentos que reparte el gobierno a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), de las que dependen cada vez más los venezolanos ante la escasez de comida y los precios altísimos, para recortar dos pequeñas alas de cartón. 
Las pusieron cuidadosamente encima del ataúd de Kenyerber, una práctica común entre los venezolanos, para que su alma pueda alcanzar el cielo. En cuanto el cuerpo de Kenyerber quedó listo para que lo vieran comenzó el llanto incontrolable de su padre, Carlos Aquino, un trabajador de construcción de 32 años. 

“¿Cómo puede ser esto?”, decía entre sollozos mientras abrazaba el ataúd y hablaba con voz suave, como si pudiera reconfortar a su hijo en la muerte. “Tu papá ya nunca te va a ver”. 

El hambre ha acechado a Venezuela durante años. Pero ahora, según médicos en los hospitales públicos, está cobrando una cantidad alarmante de vidas de menores de edad. 

La economía comenzó a colapsar en 2014. Las protestas y disturbios por la falta de alimentos, las filas insoportablemente largas para conseguir suministros básicos, los soldados apostados afuera de las panaderías y las multitudes enfurecidas que saquean las tiendas han cimbrado varias ciudades. 

Sin embargo, las cifras de muertes por desnutrición continúan siendo un secreto bien guardado por el gobierno venezolano. 

Durante una investigación de cinco meses de The New York Times, los doctores en veintiún hospitales públicos de diecisiete estados del país dijeron que sus salas de emergencia están atiborradas de menores con desnutrición severa. “Los niños están llegando con unas condiciones muy precarias de desnutrición”, dijo el doctor Huníades Urbina Medina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría. 

Añadió que los médicos incluso están viendo cuadros de desnutrición tan extrema como la que llega a presentarse en campos de refugiados; casos que, dijo, eran extremadamente raros antes del colapso económico del país. 


Para muchas familias de escasos recursos, la crisis ha sacudido por completo su panorama. Padres como los de Kenyerber pasan días sin comer y, a veces, terminan pesando lo mismo que un niño. 

Hay mujeres que hacen fila afuera de clínicas de esterilización para evitar embarazarse de bebés a los que no van a poder alimentar. 

Niños pequeños dejan sus hogares y se unen a pandillas que escarban por doquier en busca de alimentos: sus cuerpos tienen cicatrices por las peleas a cuchillo contra sus rivales. Adultos en multitudes revuelven la basura de los restaurantes después de que estos cierran. 

El presidente Nicolás Maduro, ha reconocido que algunas personas pasan hambre en Venezuela, pero ha rechazado recibir ayuda internacional pues dice que la crisis es causada por una “guerra económica” impulsada por empresarios y fuerzas extranjeras como Estados Unidos. 

Venezuela tiene las mayores reservas comprobadas de petróleo en todo el mundo. Sin embargo, muchos economistas afirman que años de mal manejo de la política económica han resultado en el desastre actual. 

El daño no era evidente cuando los precios internacionales del petróleo eran altos. Pero a finales de 2014 comenzó a caer el precio del barril y la escasez y los precios de alimentos se dispararon. (Leer más aquí)

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More