TITULARES

Pastor E. Molina: “Sodoma y Gomorra queda chiquito a lo que está sucediendo hoy en día”...Clubes Leones RD: Será sede Foro Leonístico internacional...Leonel y Danilo se dan “fuerte abrazo” boba hija del mandatario....Británico engañó al menos 4 dominicanas diciendo tenía dinero...Diputados rusos visitaron Corea del Norte y aseguraron que sus misiles pueden llegar "tranquilamente" el territorio EEUU....Bohechío: Este lunes darán apertura Juegos Municipales...Niño sufre quemaduras a caer en una olla con té en escuela RD...Negociación entre Venezuela y oposición se reanudará en enero...Padres piden ayuda para trasplante de corazón de su hijo...Hoy inician Aguinaldos Navideños 2017 en Bohechío...

Joven pierde visión tras “vigoroso encuentro sexual”

Reportan el inesperado incidente de un joven de 29 años, la revista especializada BMJ Case Report, en los Estados Unidos, que posee la mayor colección online de informes de casos médicos (más de 15 mil artículos de 70 países),  


Según los doctores Luke Michaels, Naing Latt Tint y Philip Alexander, el paciente masculino acudió a la clínica de urgencias oculares aquejado de molestias en el ojo izquierdo, de acuerdo al diario digital ensegundos.do.

El hombre despertó con la afección que le impedía ver con claridad. Los exámenes clínicos revelaron “una hemorragia prerretiniana (es decir, sangre atrapada debajo de la membrana limitante interna y confinada anterior a la retina)”, según el reporte. 

El diagnóstico fue de una retinopatía Valsalva, padecimiento provocado por “la ruptura de los vasos retinianos superficiales causada por el esfuerzo físico: el aumento rápido de la presión intravenosa dentro del ojo provoca la ruptura esponáneta de los capilares de la retina”, explica la enciclopedia Medscape. 

La enfermedad se atiende con delicadeza, pues los síntomas se resuelven espontáneamente sin intervención. Durante la consulta, el paciente negó el vómito, la tos, los estornudos o el estreñimiento inmediatamente antes del inicio de los síntomas. Los doctores hallaron el padecimiento, pero no detectaban el precipitante de la historia, el motivo de la hemorragia repentina. 

Temieron otro padecimiento oculto y profundizaron los análisis. El joven, cuyo nombre no trascendió para proteger su identidad, fue sometido a análisis de sangre para medir el azúcar y la coagulación. Los resultados fueron normales. 

El diagnóstico no estaba claro. Se le solicitó al paciente regresar a los tres días para darle seguimiento. En esta ocasión, el doctor le hizo preguntas directas sobre su actividad sexual. El hombre informó, tras varios rodeos, “un episodio de relaciones sexuales vigorosas” la noche anterior al comienzo de los síntomas.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More