Si Danilo no va, ¿por qué lo miden?

No es sospecha de esquina, sino suspicacia de salón. Si el presidente tiene impedimento constitucional de procurarse un nuevo mandato ¿por qué incluyen su nombre hasta en las encuestas de índice de precios?.
  
Los que saben mucho, no entienden lo poco. Aunque la verdad sea dicha. La medición que no vaya a mencionar al mandatario, que mejor no se haga. 


Si no registra su cota de popularidad o nivel de preferencia, que no se publique. 

¿Cómo negar ese gusto a quienes en ocasiones no tienen material para entretenerse?. El ocioso necesita de qué hablar en lo que llega el mediodía y ponen la comida en la mesa. 

Aquí la curiosidad no mata al gato, pero sí conviene buscarle la quinta pata, pues con tres no llegaría lejos y con cuatro no sería nada extraordinario. 


El fenómeno es fascinante, pues el dominicano lleva un circo por dentro y los payasos no tienen hora fija para su espectáculo. 

En Santiago uno dijo que Danilo y en Nueva York otro replicó que Leonel, y por si hiciera falta, un tercero advirtió sobre la división del partido. Y todo por culpa de una encuesta que no debió considerar al presidente. De Buena Tinta, diario libre digital.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More