TITULARES

...Niño de siete años muere ahogado... Atrapan mujer estafó con más de medio millón de pesos a dos iglesias...En la capital: Multitud lincha 2 hombres ultimaron agente DNCD-VIDEO...Así avanzan montaje en apoyo reelección presidente Medina en la capital...Por vaguada aguaceros y tronadas en varias provincias...Periodista enfermo se mantiene informando para subsistir-VIDEO...Condenan a 15 años de prisión ginecólogo por abuso sexual a pacientes...Matan a tiros exagente DNCD alegadas cuentas pendientes...Joven conoció menor 13 años por Facebook y la violó sexualmente...Informan apagones continuarán "por indisponibilidad de plantas"...Bajan combustibles desde 40 cheles y RD$3.20...Aprendió a volar un avión con sus pies...“Gran Madre Ejemplar 2019”...Por apagón anoche quemaron gomas en San Juan...CECANOT: Jornada de cirugías de várices gratis...Apedrean casa de vecina por cambiar la clave WiFi-VIDEO...Bohechío: PRM "pica alante" escoge a (Timbolín) Candidato a Alcalde...Un día como hoy la mujer dominicana vota por primera vez elecciones presidenciales...Un crimen ecológico vertedero-Yaque-Bohechío...San Juan: Recuperan más de 150 animales robados...Se escapa preso supuestamente 15 de Azua...Apresan doctoras Pamela y Serena Estefani por supuesta mala práctica médica...Procurador afirma apelará sentencia reduce condena de Marlin Martínez ....

Abogado perdió un juicio por "faltas garrafales de ortografía"

La Justicia rechazó un escrito presentado por el abogado Pablo Andrada, en representación de la Comisión de Apoyo de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), debido a las "faltas garrafales de ortografía" que contenía en Uruguay.



El recurso de apelación presentado por el letrado contenía más de 100 errores de escritura en 11 páginas. Algunos de las palabras mal escritas fueron: espresa, desarroyo, ubiera, estubiera, quizo, abaló, extructura, digimos, mas haya, entre otros. 

La resolución, dictada por Tribunal de Apelaciones de Trabajo de primer turno, ratificó la condena que obliga al organismo a pagarle $342.074 a una funcionaria que trabajaba en régimen de Comisión de Apoyo en un centro de tratamiento intensivo (CTI). 


"El escrito de apelación presentado en autos resulta absolutamente inentendible, plagado de faltas de ortografía garrafales, errores de sintaxis, de tecleo, excesivo uso de abreviaciones con incoherencias absolutas, con un lenguaje inapropiado", afirma la sentencia conforme a lo publicado por el diario digital El Observador. 

La decisión del tribunal agrega: "Las faltas de ortografía, los errores de sintaxis, el exceso en la utilización de abreviaciones no hacen sino indicar que el apelante incorporó un borrador, que ni siquiera revisó, sometiendo al Tribunal y a su contraparte a un ejercicio de develación de un acertijo supuestamente argumentativo".

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More