EN VIVO

TITULARES

Muere profesora Australia De León hermana de "Cupin"... San Juan: Urania Montas gradúa cientos nuevos profesionales...Este domingo presidente Medina supervisa proyectos agrícolas Hondo Valle... Para arreglar todo esto hay que leer a Maquiavelo... Empresario dice facilitó el millón en calidad préstamo..."Mejora tu español y enriquece tu cultura"... El chantaje y la extorsión... Wuepa!...En San Juan está la Plazoleta del placer...Encuentran hombre con varios tiros y 4 bloques atados en río... Alcaldesa de San Juan dice que Trump vive en otro mundo... Delincuentes haitianos se enfrentan a tiros patrulla Policía y huyen Padre Las Casas.. "Caso raro": Bebé perfora el útero de su madre de una patada...Comunitarios Monte Bonito-PLC piden reparan sus calles... Agencia de Prensa designa comunicadores como sus representantes en RD... No lo quieren entender...

Abogado perdió un juicio por "faltas garrafales de ortografía"

La Justicia rechazó un escrito presentado por el abogado Pablo Andrada, en representación de la Comisión de Apoyo de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), debido a las "faltas garrafales de ortografía" que contenía en Uruguay.



El recurso de apelación presentado por el letrado contenía más de 100 errores de escritura en 11 páginas. Algunos de las palabras mal escritas fueron: espresa, desarroyo, ubiera, estubiera, quizo, abaló, extructura, digimos, mas haya, entre otros. 

La resolución, dictada por Tribunal de Apelaciones de Trabajo de primer turno, ratificó la condena que obliga al organismo a pagarle $342.074 a una funcionaria que trabajaba en régimen de Comisión de Apoyo en un centro de tratamiento intensivo (CTI). 


"El escrito de apelación presentado en autos resulta absolutamente inentendible, plagado de faltas de ortografía garrafales, errores de sintaxis, de tecleo, excesivo uso de abreviaciones con incoherencias absolutas, con un lenguaje inapropiado", afirma la sentencia conforme a lo publicado por el diario digital El Observador. 

La decisión del tribunal agrega: "Las faltas de ortografía, los errores de sintaxis, el exceso en la utilización de abreviaciones no hacen sino indicar que el apelante incorporó un borrador, que ni siquiera revisó, sometiendo al Tribunal y a su contraparte a un ejercicio de develación de un acertijo supuestamente argumentativo".

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More