..

TITULARES

Muere Billy Graham, el influyente pastor evangélico EE UU... San Juan: Geólogos esperan resultados estudios explotación minera... VIDEO-Multitud casi lincha 2 haitianos acusados de violar menor... Pedernales: Piden seguridad por hechos criminales por haitianos... Las huelgas contra los de abajo... Nuevo centro de aviación en R. Dominicana... Lo que dijo el Consejo Colegio de Abogados RD, sobre proyecto minero SJM... Gobierno hace más cambios: en IDSS, IIBI y otros... Curso básico de Cooperativismo en CoopnaPrensa... Presidente Medina juramenta nuevos funcionarios en el Gobierno... Derogan designación viceministro está preso Baní violencia de género... Pedernales; Agricultor con cara desfigurada muerto, esposa herida atracado haitianos... Extremismo ambiental... Presidente Medina nombra por decreto un hijo de Bohechío... Presidente Medina designa Fello Suberví presidente EGEHID... Extremismo ambiental... Danilo Medina "remenea la mata" y emite decretos... "El Pueblo Manda"... Primer político abiertamente gay aspira a Regidor por Azua... ¿Qué es un psicópata?... Gobierno hará cambios este lunes, prepara decretos... Directivos ADP se resisten a designación por méritos... Insólito!..hombre ¨quillao" quema su carro para evitar se lo lleve la grúa... Presidente Medina lleva apoyo a productores Pitahaya del sur... ./font>

“Un chin de lú”

Los que viven en las ciudades no tienen idea de lo que significa para una comunidad perdida en las montañas que se construya una pequeña hidroeléctrica que produzca unos kilovatios de energía eléctrica.


La vida de esos habitantes, dominicanos como cualquiera de nosotros, cambia como del cielo a la tierra, abriendo un abanico de oportunidades no imaginadas hasta ese momento en que reciben “un chin de lú”. 

A partir de ese momento, pueden tener un radio y un televisor, pueden cargar el celular, estudiar en una computadora, iluminar su humilde morada y recibir los beneficios de una sociedad basada en la electricidad. Los niños de esa casa ahora pueden acceder a todo tipo de conocimientos. 

Los jóvenes y los adultos pueden hacer cursos por internet, o mejorar técnicas de cultivo o de artesanías. Se pueden enterar de los precios de los productos para no dejarse engañar. 

Eso es parte del impacto de “un chin de lú” en el campo dominicano. Por eso es tan importante apoyar el programa de construcción de hidroeléctricas que desde aquí aplaudimos. Diario libre. 27/07/2017. 

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More