TITULARES

Diputados rusos visitaron Corea del Norte y aseguraron que sus misiles pueden llegar "tranquilamente" el territorio EEUU....Bohechío: Este lunes darán apertura Juegos Municipales...Niño sufre quemaduras a caer en una olla con té en escuela RD...Negociación entre Venezuela y oposición se reanudará en enero...Padres piden ayuda para trasplante de corazón de su hijo...Hoy inician Aguinaldos Navideños 2017 en Bohechío...Acróbata grabó su propia muerte cumplía un reto...¿Para qué sirve formar parte del SICA?... Ocupan más de mil paquetes cocaína Barahona....

UNA EXONERACION DE VEHÍCULO DE LUJO POR "JARTURA" DE ARROZ Y HABICHUELAS

Por Carlos Rodríguez/04/06/2017.
¿Recuerdan ustedes las famosas y abundantes exoneraciones de vehículos que hasta hace alrededor de una década otorgaban los gobiernos reformistas, perredeístas y peledeístas a los periodistas para "ayudarlos" y quizás también como intento de condicionar su tratamiento periodístico de la información?.

Fueron muchos los colegas que me calificaron de "buen pendejo", porque siempre me negué a cantar en ese concierto, pese a mis consabidas posibilidades de beneficiarme con algunas de esas exoneraciones. 

Más bien mi respuesta circunspecta, invariable, consistente... a esa seducción perversa inducida en su momento por los propios Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) siempre fue esta: 


"Mi nombre, Carlos Rodríguez, no rodará por las calles y carreteras del país en carros de lujo a cambio de una "jartura" de arroz con habichuelas, que es el precio al que hay que venderles a dealers, a empresarios y a riquitos esas exoneraciones". 

Hoy veo con estupor a legisladores enfrentar acusaciones de evasión de impuestos por no declarar colecciones de autos de lujo que todo el mundo sabe que no poseen sino que lo más probable es que las hayan vendido y, como las exoneraciones son intransferibles, las tengan otras personas, pero por motivos legales continúan a nombre del vendedor. 

Otra causa de mi estupor es que muchos de los mismos periodistas beneficiarios de exoneraciones de vehículos, aunque de menos monto, ahora las satanizan y acusan de corruptos a los primeros... ¡Que chulería!.
 ¿Es que ya olvidaron la "jartura" de arroz con habichuelas?

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More