TITULARES

Agarran autor de dar muerte a hombre por 50 pesitos.. Huelgas matizan las elecciones Colegio Médico Dominicano... San Juan: Queman neumáticos por el arreglo de sus calles... Fiscalía acusa a exdirector OMSA de integrar una red criminal...Muere jefe de Los Bomberos de San Juan... Con millones multan Ayuntamiento por instalar vertedero improvisado...Aperturan programa “Ver Bien para Aprender” en Azua...Corea del Norte: "Una guerra nuclear puede estallar en cualquier momento"..."Me ofrecieron RD$100 mil para hacer el trabajo". "pa darle bajo" a Yuniol Ramírez... Autoridades amplían de 13 a 18 las provincias incluyendo San Juan en alerta por aguaceros...Pa' la chirola por un año prisión preventiva contra exdirector OMSA y los demás... Sanjuanero muere aplastado por el plato de una vivienda... Votan 14 cadetes academia de la Policía dicen "hicieron chivos"...

UNA EXONERACION DE VEHÍCULO DE LUJO POR "JARTURA" DE ARROZ Y HABICHUELAS

Por Carlos Rodríguez/04/06/2017.
¿Recuerdan ustedes las famosas y abundantes exoneraciones de vehículos que hasta hace alrededor de una década otorgaban los gobiernos reformistas, perredeístas y peledeístas a los periodistas para "ayudarlos" y quizás también como intento de condicionar su tratamiento periodístico de la información?.

Fueron muchos los colegas que me calificaron de "buen pendejo", porque siempre me negué a cantar en ese concierto, pese a mis consabidas posibilidades de beneficiarme con algunas de esas exoneraciones. 

Más bien mi respuesta circunspecta, invariable, consistente... a esa seducción perversa inducida en su momento por los propios Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) siempre fue esta: 


"Mi nombre, Carlos Rodríguez, no rodará por las calles y carreteras del país en carros de lujo a cambio de una "jartura" de arroz con habichuelas, que es el precio al que hay que venderles a dealers, a empresarios y a riquitos esas exoneraciones". 

Hoy veo con estupor a legisladores enfrentar acusaciones de evasión de impuestos por no declarar colecciones de autos de lujo que todo el mundo sabe que no poseen sino que lo más probable es que las hayan vendido y, como las exoneraciones son intransferibles, las tengan otras personas, pero por motivos legales continúan a nombre del vendedor. 

Otra causa de mi estupor es que muchos de los mismos periodistas beneficiarios de exoneraciones de vehículos, aunque de menos monto, ahora las satanizan y acusan de corruptos a los primeros... ¡Que chulería!.
 ¿Es que ya olvidaron la "jartura" de arroz con habichuelas?

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More