TITULARES

Policía investiga muerte anestesióloga Cotui; creen se suicidó nativa de Yaque... ¿Desaparece Google Drive?... PN atribuye muerte de hombre atado con cadenas y blocks fue por líos de droga... Muere profesora Australia De León hermana de "Cupin"... San Juan: Urania Montas gradúa cientos nuevos profesionales...Este domingo presidente Medina supervisa proyectos agrícolas Hondo Valle... Para arreglar todo esto hay que leer a Maquiavelo... Empresario dice facilitó el millón en calidad préstamo..."Mejora tu español y enriquece tu cultura"... El chantaje y la extorsión... Wuepa!...En San Juan está la Plazoleta del placer...Encuentran hombre con varios tiros y 4 bloques atados en río... Alcaldesa de San Juan dice que Trump vive en otro mundo...

Video-60 años de la muerte Pedro Infante, artista que nunca muere


El pasado sábado 15 de abril se cumplieron 60 años de la muerte del ídolo de México, Pedro Infante, fallecido en un accidente aéreo en 1957. 

 En dicho país se llevaron a cabo una serie de eventos para conmemorar este aniversario luctuoso. Se realizo una misa en el Panteón Jardín de la Ciudad de México, en donde descansan los restos mortales del ídolo.

 Además, Televisa presentó el programa especial “Pedro Infante: Nuestro Amorcito Corazón”, en donde participarón grandes personalidades de la música regional mexicana coo Alicia Villarreal, José Manuel Figueroa, Shayla Durcal y muchos otros. 


 

Pedro Infante, el ‘Toro’ mexicano que nunca muere 

Tengo que estar muy almeja, muy vivo –dice el copiloto antes de subir al avión– porque si no podría darme tremendo guayabazo, y ¡válgame la Virgen!, ni Dios lo permita. 

 Era el 15 de abril de 1957 y el viejo bombardero de la II Guerra Mundial reconvertido en carguero de pescado terminaría estrellándose contra un poste de la luz. 

Los peces se desparramaron por el patio de una casa y entre los hierros y el fuego también murieron el piloto, el mecánico, una joven que estaba tendiendo la ropa en el patio y el copiloto de la avioneta: Pedro Infante Cruz, cantante famosísimo, estrella de cine y piloto amateur con 3.000 horas de vuelo antes del estrambótico accidente en Mérida. 

 A los 39 años, tres viudas oficiales, seis hijos, con dinero pero sin una cana en su pelo tizón ni una arruga en su piel criolla, había muerto –en palabras del cronista Carlos Monsiváis– el ídolo, el novio ideal, el Querido Amigo, el pariente. El Mexicano-que-nunca-va-a-dejar-de-serlo. 


 Al entierro de Pedro Infante llegaron más de 2.000 vehículos cargando flores, rumores de suicidios de jóvenes desconsoladas, heridos por cargas policiales entre el más de un millón de personas que desbordan el Panteón Jardín de Ciudad de México. 

El pueblo llora y vuelve a cantar sus rancheras. Amorcito corazón / Yo quiero ser un solo ser / Y estar contigo. El pueblo vuelve a recordar sus películas. Otra vez Monsiváis: él era y seguirá siendo a todo dar, francote, sencillote, siempre dispuesto a un saludo, querendón, sonriente, enamorado. 16/04/2017.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More