EN VIVO

TITULARES

Revisión de vehículos debe ser obligatoria...Pedro Infante, cien años del gran ídolo, escuche sus mejores canciones... HAITI: Al menos 5 muertos y 19 desaparecidos por lluvias... Por aguaceros suspenden los 3 juegos de ayer en la RD....En China: Realizan primer transplante de cabeza...Seguidores de Fefita la Grande pendientes por su salud... Estudiantes haitianos piden autoridades de su país realizar diálogo...San Juan: En alerta por lluvias y otras 19 provincias...Conozca la nueva encargada de Prensa Policía Nacional...Gran pesar por muerte de ingeniero en San Juan...Qué ladronazas!...Apresan a 3 mujeres escuidistas robando en tienda...Obras publicas dice vías están listas Bohechío-Padre Las Casas...Lamentable: Hijo mata a golpes a su padre RD...Pasados directivos CDP desmienten la quiebra del gremio...Nativas de San Juan: habrían muertos por dióxido de carbono... /font>

“Duelo no resuelto” casos de personas desaparecidas

Reponerse a la pérdida de un familiar cercano es difícil, pero las personas lo asimilan en un período de seis meses. Sin embargo, cuando ese pariente está desaparecido y lleva años en esta situación, la incertidumbre, desesperación y el dolor invaden al ser humano, y a eso se le denomina “duelo no resuelto”. 


La terapeuta familiar y de pareja del hospital Marcelino Vélez, Ingrid Franco, se refirió en esos términos al explicar la situación de dolor por la que atraviesan los familiares de personas desaparecidas. 

Según sus declaraciones, el hecho de que esas personas no han podido ver a sus deudos ocasiona una ruptura no resuelta porque no pudieron despedirse. Detalla que la primera fase del duelo es el estado de negación, la segunda de aceptación y en la tercera cuando la persona acepta la pérdida entra en depresión, luego supera el duelo. 

Sin embargo, en el caso de una desaparición, los familiares no aceptan que esta persona pudiera estar muerta porque no han visto el cadáver. 

Recomendación. 
Para ese tipo de situaciones, Franco recomienda a las familias buscar ayuda terapéutica porque deben cerrar ese capítulo, aunque reconoce que es un proceso largo y difícil, en el que van trabajando otros temas. “No es simple, pero se logra”.


 “Tienen que buscar ayuda y cada caso es particular, por eso hay que buscar ayuda de un profesional para poder cerrar ese ciclo, ahora bien, es muy difícil decirle a un padre que se resigne a la pérdida de un hijo si no ha visto el cadáver”, expresó. 

Destaca que para cerrar un duelo hay que despedirse de la persona y una vez que lo hacen entonces comienzan a aceptar que tuvieron esa pérdida porque ven el cadáver. 

La terapeuta puso de ejemplo que cuando a un niño se le muere uno de los padres se debe llevar a la funeraria porque de lo contrario al menor se le queda en la mente que nunca se despidió de ese ser querido. “En estos casos el niño se queda en silencio, pero cuando sea adulto recordará que se despidió”. 29/04/2017. 

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More