Japonés millonarios dejó esposa e hijos por una muñeca


Dicen que el amor se encuentra en el lugar menos esperado. Y eso es lo que le ocurrió a este japonés de 61 años quien, tras comprar una muñeca sexual, parece haber encontrado el amor de su vida. 

 El empresario Senji Nakajima, quien abandonó a su esposa y sus dos hijos, asegura tener una relación feliz y amorosa con Saori, nombre que le dio a su muñeca.

 El anciano compró a su actual compañera sentimental de silicona hace seis años, con el objetivo de satisfacer sus necesidades sexuales mientras se encontraba lejos de su esposa por motivos de trabajo dijo la presa de Japón. 



Sin embargo, tras unos meses, la relación pasó de lo físico a lo sentimental ya que Senji se terminó enamorando de la “personalidad” de la muñeca tamaño real.

 “Estoy cansado de los humanos modernos racionales, son seres sin corazón” dijo Senji, que vive con su muñeca en Tokio. 17/02/2017.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More