TITULARES

La Pitahaya capaz de prevenir Diabetes y la hipertensión arterial... Hombre asesina a su pareja una menor a machetazos, dice lo quería envenenar... Sepultarán hoy restos sargento se suicidó Embajada EE UU, era nativa San Juan... CIPESA rechaza acoso de médicos contra periodista Diario Libre... Resultados Pruebas Nacionales 2018... Trump califica de "inconcebible" e "inaudito" el escándalo de pagos a una exmodelo de Playboy... Sargento era hostigada jefe seguridad embajada EEUU, oriunda de San Juan...Conozca las debilidades médicas en internet y redes sociales RD...Guayyy!..pero que calor, pronostican lluvias y alta temperaturas en RD... Azua: Dictan 20 años de cárcel a abogada mató otra por viejas rencillas personales... PN. atrapa varios hombres con 406 teléfonos celulares robados en la Capital... Esto es lo que dicen autoridades Embajada EE UU sobre el suicidio de una agente en su sede... Escritor sanjuanero Haití: "Porque no quiero, ni puedo, ni debo olvidar"... Video: hombre viola mujer embarazada frente a esposo e hija... Moradores dejaran de cocinar con leña, tras funcionamiento de estación de gas (GLP)... Joven de Bohechío con casi 3 décadas en el PLD suplica un empleo... Hombre asesina su pareja de varias puñaladas...

DINERO Y VERGÜENZA!...

Época donde este dinero fue escaso para nuestra generación!. De gran valor para satisfacer nuestras necesidades básicas. Se trabajaba fuerte para conseguir un para de Pesos. Pero esa escasez fue suplida por la abundancia del amor y respeto a los demás. 


Nadie osaba decir: "Voy para la calle a buscarme lo mío porque nadie buscaba lo que no había trabajado". 

La prudencia y la decencia era la norma de vida, desde el Gobierno, los ricos y hasta las más humildes personas. Nadie tenía miedo a las personas desconocidas porque los desconocidos (peregrinos) eran inofensivos y solo demandaban o intercambian los servicios necesarios. 

Vi mis padres facilitar su cama matrimonial a gentes desconocidos (peregrinas) pobres. Y nuestros padres dormir apretujados con 3 o 4 de sus niños o niñas o adolescentes una camita. Nunca vi ni escuche que un peregrino abusara ni económico ni sentimentalmente de ninguna de la gente de Angosto - Jarabacoa. 


Que recuerde la indecencia y la vida desenfrenada en mi campo llegó (a principio de 1990), con la "comodidad" de que la gente dejó de pensar y hacia lo que dictaba o decía la telenovela. Y a perder el respeto por las normas de convivencia y se abogó por la igualdad de "Déjalo hacer lo que quiera porque estamos pegaos". 

Comenzaron actos que en principios asombraban y que la gente con el pasar del tiempo perdió la capacidad de asombro... Y ahora casi nadie confía en nadie. Por Alcedo Magarín/14/01/2017.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More