La experiencia de una trabajadora sexual en tiempos de cuarentena

A raíz de la Pandemia del coronavirus, tenemos medidas que va desde el Distanciamiento Social hasta el cierre de algunos establecimientos comerciales, que ahora algunos han entrado en un escalada para dar sus servicios.

Pero son muchos los ciudadanos, a los que ha sido poco viable acogerse a las medidas por la cuarentena, sobre todo aquellas que realizan trabajos en horas nocturnas como son las trabajadoras sexuales.

Uno de nuestros colaboradores, GJ* ha tenido el atrevimiento de entrevistar a una de estas trabajadoras. Diana tiene 21 años, reside en el barrio 24 de Abril, y se inició en la actividad cuando le faltaba un mes para cumplir sus 18 años.

Contó que siempre sus servicios son por cita y el costo por “sus honorarios, van de acuerdo a los que el usuario requiera iniciando desde $2,000 hasta $6,000. Una de sus condiciones son protección absoluta (uso de preservativos) y que el cliente los adquiera de buena calidad, “preferiblemente comprarlo en un establecimiento comercial al momento de usarlo”, explicó la chica que según relató a GJ, tampoco esta disponible para sexo oral hacia su cliente.

En estos tiempo de COVID-19, confirmó que sigue “dando sus servicios de acompañamiento, pero que se igual por ha visto reducida su demanda” por la baja en situación económica actual. Dijo además “no están recibiendo los beneficios (cena, llevarla a un centro de diversión y otros extras que se suman) que ofrecen los clientes”.
Reveló que la mayoría de sus clientes son propietarios de dealers de vehículos, banca de apuestas, de acuerdo a idominicanas.com

Y como sabemos que las autoridades ordenaron cerrar las operaciones de moteles y hoteles, la pregunta obligada era ¿donde realizan sus encuentros?. Según su versión, “hay moteles que están operando con discreción” debido a que tienen conocimiento, que algunas trabajadoras ofrecen sus servicios. Uno de esos lugares en los alrededores del sector donde vive y el otro está en avenida Jacobo Majluta por Sabana Perdida que “ofrecen servicios hasta la 11:00 P.M.”

En cuanto al cuidado de su salud, afirmó que cada 3 meses se realiza chequeos médicos que incluye la Prueba de VIH.
Como mala experiencia contó que en ocasiones quienes demandan el servicio, tras haber agotado el tiempo acordado desean extenderse y no quieren pagar extras o simplemente a veces no quieren pagar después que están en la habitación, por lo que han tenido que tomar como precaución cobrar el pago desde que entran en una habitación debido.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More