Padre Wilkin: Coronavirus en RD: momento de oración y corresponsabilidad

Bohechío:-Se termino el vino: pareciera que la epidemia del coronavirus-COVI-19 es una pesadilla, un sueño o una película de terror. En un abrir y un serrar de ojos miles y miles de muertos, sueños rotos, conquistas no alcanzadas y miradas perdidas. 

Una vez mas se pone de manifiesto lo vulnerables que somos y lo necesitado de una fuerza divina superior a la nuestra llamada Dios. Sin temor a equivocarme si muchos han sido los fallecidos, muchas también han sido las oraciones y suplicas al Todopoderoso, para que detenga la epidemia y Dios tenga piedad de sus hijos, perdone nuestras culpas y nos conceda su favor. 

Es momento oportuno para ir donde Jesús como aquella vez que su madre María fue a su presencia a comunicarle que se había terminado el vino y más luego decir con la misma firmeza; "hagan lo que él les diga". 

Estoy seguro que si este momento es doloroso como lo es, es también una oportunidad para mostrar nuestra solidaridad en todo el sentir de la palabra y me atrevo a decir que Dios en este desastre nos quiere comunicar un mensaje, aunque nos cueste creerlo y a que precio. 

Una nueva esperanza debe surgir una fe más robusta y más fuerte debe crecer en medio de esta prueba tan dura y amarga, donde muchos hemos tenido que decir como dijo el maestro "padre si es posible aparta de mi este cáliz, pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya" estamos en un momento decisivo, en donde pedimos señales del cielo, una vez más Dios sale a nuestro encuentro y le puedo asegurar que nuestros ruegos y oraciones no serán desatendidos, mantengamos el alto nuestra frente y nuestros corazones encendidos de fe y de amor y veremos a nuestro Dios actuar a nuestro favor.

Padre Wilkin Castillo
Nativo del municipio de Bohechío.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More