Mayor asesinado era procedente de una familia cristiana de Las Matas de Farfán

El oficial policial fue descrito como un líder en una familia de siete hermanos, de los cuales 5 son de padre y madre, donde todos son cristianos, ese municipio de la provincia de San Juan.
Mi hermano, por no tener instinto asesino, por eso hoy ha fallecido”, dijo ayer con voz entrecortada y triste semblante Arsenio Rosario Pérez, hermano del mayor Ángel Rosario Pérez, quien fue asesinado a tiros por José Alberto Adames Féliz “Canelo” cuando el oficial de la Policía Nacional intentaba apresarlo en Boca Chica, Santo Domingo Este.

“Esta sociedad tiene que dejar su doble moral, mi hermano era un hombre serio, responsable, con una conducta intachable; sin embargo, han hablado más de la muerte del delincuente de lo que éste le causó a mi hermano. 
Esta sociedad debe entender que un delincuente que anda con dos pistolas, la policía no puede ir a pedirle perdón o suplicarle”, dijo Rosario Pérez buscando desahogar el dolor que embarga a toda la familia.

Mientras coordinaba en la Funeraria Blandino junto a familiares y miembros del Dicrim el funeral y sepultura en su natal Las Matas de Farfán, del cuerpo sin vida de su hermano, Arsenio Rosario Pérez aprovechó para hacerle un señalamiento a la ciudadanía.

“La sociedad tiene que saber que la policía trata con delincuentes. Mi deseo es que vayan a una iglesia y que dejen sus malos caminos, pero el que anda atracando y matando, es porque lo ha decidido y la Policía tiene que actuar con mano dura, duélale a quien le duela”, expresó.

El hermano del mayor Rosario Pérez, quien es abogado y pastor de una iglesia evangélica, también clamó en su dolor para que haya un freno con los delincuentes lo antes posible, para evitar que el país se convierta en una especie de “favela”.

“El presidente (Danilo Medina) y a los legisladores les digo que no tengan miedo, que esta sociedad les va agradecer si toman medidas contra la delincuencia, haciendo leyes fuertes contra los asesinos que son sicarios. “Canelo” era un sicario! ¿Por qué no estaba preso?, un hombre con muertes en su haber”, cuestionó.

“Muere porque quiere apresar a Canelo, no porque quiere dispararle. Mi hermano tenía temor a Dios. Yo tengo 5 años pastoreando y mi otra hermana también es pastora. También nos duele el camino que tomó Canelo, pero las autoridades tienen que detenerlo. Los delincuentes no tiran algodón”, expresó con sus ojos humedecidos.

Pidió más apoyo para los policías que salen a enfrentar a los delincuentes, sin que estos se excendan en sus labores cotidianas.

Honras fúnebres. 
El cadáver del Mayor Ángel Rosario Pérez, fue llevado ayer a Las Matas de Farfán, donde fue velado y hoy se le dará cristiana sepultura a partir de las 10 de la mañana.
Por: Troi Orlando Espejo



Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More