En RD. Multitud asiste a celebración aniversario primera misa de América

La Iglesia católica concluyó este sábado 5 de enero de 2019 las celebraciones del 525 aniversario de la primera misa en el continente americano, oficiada en La Isabela, Puerto Plata, el 6 de enero de 1494.



A la celebración eucarística asistieron decenas de personas, encabezadas por el presidente de la República, Danilo Medina, y el ministro de Cultura, Eduardo Selman.
La primera misa, con la que comenzó la evangelización en el nuevo mundo fue celebrada por el sacerdote Bernardo Boil, quien llegó a la isla en el segundo viaje de Cristóbal Colón, en una capilla improvisada. 

Este sábado se conmemoró esta importante ocasión con una misa presidida por el cardenal Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador y enviado especial del papa Francisco, junto con una delegación compuesta por el padre Carlos Manuel Abreu Frías, secretario general Adjunto de la Conferencia del Episcopado Dominicano, y el P. Bernardo Kiwi, párroco de la diócesis de Puerto Plata.

Las celebraciones se llevaron a cabo delante del “Templo de las Américas”, desde las diez de la mañana, donde fue creada una estructura para recibir a personas de cada una de las 12 diócesis del país.
Mons. Julio César Corniel Amaro, obispo de Puerto Plata , dijo: “A lo largo del año, la Iglesia de nuestro país se ha preparado con diversas actividades para concluir con la Eucaristía de hoy para celebrar esta gran evento”. Subrayó que el Templo de las Américas es ahora un lugar importante de adoración, que da la bienvenida a muchos creyentes que llegan en peregrinación.

“Tener el Templo en el territorio de esta diócesis es una gracia especial: aquí se celebró la primera Eucaristía, con todas las implicaciones que conlleva para la evangelización, porque no solo trajo una catequesis de fe para los nativos; También trajo una gran obra misionera para la educación, la salud, las obras de caridad y el respeto por la dignidad de la vida. 

Predicadores cristianos como Montesinos denunciaron el tráfico y los malos tratos que los españoles hicieron a los nativos. Los beneficios de la proclamación del Evangelio Todavía los vivimos hoy “, concluyó Mons. Corniel Amaro. (CE)


Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More