La biajaca, pez en vía de rescate de poblaciones

Durante décadas la biajaca cuyo nombre científico (Nandopsis haitiensis) hace referencia a una parte de la isla Hispaniola (Haití) porque abundaba más allá, era quizás el pez más común en los cuerpos de agua dulce del país.



Sin embargo, a partir de que el tirano Rafael Leónidas Trujillo importara las tilapias, ésta la fue desplazando y reduciendo sus poblaciones, de acuerdo al día digital.

Vulnerable
La biajaca pez endémico de la isla está en la categoría de vulnerable en la Lista Roja de Especies Amenazadas ya que las poblaciones han sido reducidas a niveles alarmantes incluso por especies altamente competitivas como son además, los peces gato y el clarias lo siguen mermando.

“Pertenece a la familia de los Cyclidos al igual que la tilapia; es de tamaño relativamente grande (alcanzan 25 cm de largo).

Hasta la introducción de las tilapias, constituía el grueso de los peces dulce acuícolas que se consumían en el interior del país”, reveló el biólogo marino, Máximo Then, técnico de monitoreo del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Según Then, en la medida que eran liberadas las tilapias en lagos, lagunas y ríos del país traídas con el propósito de poner en las aguas dulces un pez que sirviera de sustento alimenticio humano y de fácil reproducción, la biajaca comenzó a desaprecer.



El impacto negativo de la tilapia consistió en que sacó de su habitat a la biajaca, pez adaptado a ecosistemas dulce acuícolas, que era parte del equilibrio ecológico que había mantenido la ictio fauna de la isla Hispaniola tal vez por miles de años.

La tilapia es un animal territorial, agresivo y muy prolífico, el cual se come los huevos de las biajacas y se adaptan a ambientes más hostiles.

Nabab Féliz, encargado de Acuariología, y de Reproducción de Especies Endémicas del Acuario Nacional, especificó que este pez prefiere las aguas tranquilas y pocas profundas, y los ríos y cañadas donde habita solo o en parejas, asociadas a veces a dajaos, poecillidos y las tilapias.

“Los machos se diferencian de las hembras por la logitud de las aletas ventral y dorsal ”, precisó Féliz.

Liberación:
La biajaca está siendo liberada en cuerpos de agua para recuperar sus poblaciones como parte de la política de preservación de la fauna por parte del Acuario, según Juana Calderón, directora.

Próximamente llevarán 600 especímenes al Parque Ecológico de la Ciudad Juan Bosch.

1953 Fue introducido.
El pez tilapia desde África al territorio dominicano, el cual fue desplazando y reduciendo las biajacas. 





Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More