Día del Agua encuentra a RD entre logros y retos

El agua, elemento indispensable para la vida, es un recurso considerado perecedero para la República Dominicana y otros países, pero desde el Gobierno, y en conjunto con el sector privado y organismos internacionales, se aplican políticas para aminorar su impacto. 

 Hoy 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El Gobierno Dominicano ha declarado el período 2016 - 2020 como el “cuatrenio del agua”, tiempo en el que impulsarían políticas para conservar ese recurso y darle el mejor de los usos. 



De acuerdo con el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, el Gobierno ha marcado un hito en la historia al destinar RD$6,500 millones para reforestar 750,000 tareas y sembrar 90 millones de árboles durante ese período que mejoren las condiciones de las cuencas hidrográficas del país.

Habla de los desafíos que debe enfrentar el país, pero además de las realizaciones en favor de ese sector entre los que menciona la reforestación de las grandes cuencas de la región Sur, en la parte del Cibao, la labor que se hace en las cuencas altas, media y baja de los ríos Ozama e Isabela y otros lugares. 

“El gran problema es , sí vienen grandes, sequías cómo avanzar para protegernos ante el cambio climático? Y no hay otra solución que cuidar las áreas protegidas, por eso Valle Nuevo ha sido sumamente importante, por eso Sierra de Bahoruco, Los Haitises, la Humeadora y todos los lugares donde se genera agua es vital en estos momentos”, dijo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), organismo que designó el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua. Esta fecha surge con la finalidad de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce. 

 Con el tema de este año es “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”, la ONU se concentra en el desperdicio del agua y en cómo se puede reducir y reutilizar hasta un 80% del agua que se malgasta. 

 Este recurso natural juega un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental, ya que el agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas. 

Además de incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente. 

 En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de casa, lo que les obliga a pasar horas haciendo cola o trasladándose a fuentes lejanas, así como a hacer frente a problemas de salud debido al consumo de agua contaminada. 

 Cifras de la ONU, destacan que a nivel mundial más del 80% de las aguas residuales que generamos vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada y que unos 1,800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por material fecal, poniéndolas en riesgo de contraer enfermedades. 

 Se espera que para el 2030, la demanda mundial de agua crezca un 50 por ciento. La mayor parte de esta demanda será en ciudades, por lo que es imprescindible un nuevo enfoque para el tratamiento de las aguas residuales.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More