“Mamá por favor cuida a mi hijo”, hombre sentenciado a la horca en Malasia, por llevar 450 gramos de droga estómago

Son palabras de Silvia Vargas, madre de Víctor Parada, un boliviano de 30 años condenado a la horca en Malasia por tráfico de drogas. 

La última vez que Silvia supo de Víctor fue el pasado 5 de enero, cuando él llamó y le dijo resignado que había sido condenado: "Mamá, no lo logramos, por favor cuida a mi hijo, dile que lo amo". 

"Es el único miembro vivo de mi familia": el padre que consiguió que no ejecutaran en Texas a su hijo condenado a muerte por el asesinato de su propia madre y su hermano Ese mismo día, una corte de Malasia lo había sentenciado a morir en la horca, culpable de entrar a ese país con 450 gramos de cocaína en su estómago. 

En Malasia, el castigo para este delito es la pena de muerte. La sentencia, sin embargo, no indica cuándo sería ejecutada. 

Desde esa llamada se ha agudizado el calvario para Silvia, quien vive en España y trabaja ocasionalmente como aseadora, cocinera y cuidando ancianos. (Leer más aqui)

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More