Video-Bohechío: Presidente Medina conoce avances proyectos agroforestales

TITULARES

...San Juan: Fecadesj sale en defensa Tony Luciano... Salud indica investiga caso de paciente murió luego médico abandonó cirugía.. Video-Bohechío: Presidente Medina conoce avances proyectos agroforestales...En la capital los medios digitales se organizan y eligen directiva... Renuncia tesorero Ayuntamiento de Yaque...Ministro: “RD no debe ser un mendigo sentado sobre una mina de oro”...Presidente Medina visita Bohechío, Centro Agroforestal....Ganador 146 millones de la Loto, premio más grande historia RD...Investigan mafia falsos fiscales, abogados y policías utilizan “prostitutas” para estafar turistas en RD...¿Apocalipsis nuclear 2019?: Experto evalúa las posibilidades guerra entre Rusia y EE.UU....“Domingo Latino” dedicado a Kinito Méndez...Jovencita con lupus pide ayuda realizarse estudio 829-901-3005....

Ver video-Apresan autor muerte de una familia y pertenece a organización satánica

Fue detenido la mañana de este viernes el hombre que supuestamente mató a una mujer y sus tres hijos en el barrio Enriquillo, ubicado en el kilómetro 8 y medio de la avenida Independencia, en el suroeste de la capital. 


El nombrado Víctor Alexander Portorreal, lo apodan “El Metálico”, por la indumentaria estrafalaria y rara que usa, quien supuestamente era el marido de Reyna Isabel González, la madre de los menores, de quien se dice estaba embarazada. Se cree que cometió el cuadruple asesinato, era buscado por los asesinatos.


Víctor Alexander (“La Greña” o “Chamán Chakra”), de 32 años de edad, luce enormes anillos en sus diez dedos, vistosas pulseras en ambas muñecas, un blin blin llamativo en su pecho, pelo largo y sus orejas traspasadas con extraños aretes que simulan clavos.

Quienes creen en los chakras plantean que el espíritu tiene la capacidad de manifestar una estructura energética de luz que reconecta el cuerpo físico al alma. 
A ese hombre se le atribuye haber matado a puñaladas a su pareja Reyna Isabel González, de ahorcar a un menor de 13 años de edad colgándolo en la barra de un closet y también de violar a dos niñas de once y seis años, a quienes luego asesinó, según los informes preliminares del departamento de homicidios de la Policía y de Patología Forense. 



Hecho que mantiene consternada a la sociedad domninicana. Nadie se enteró del asesinato de esas cuatro personas hasta que la fetidez que salía del interior de la vivienda que ocupaban en el kilómetro ocho de la Carretera Sánchez, inquietó ayer a los vecinos, quienes dieron la voz de alerta a las autoridades. 

 Allí se presentaron de inmediato los técnicos del 911, agentes de la Dirección General de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía Nacional, quienes encontraron una escena propia de un rito satánico, pues la madre estaba desnuda, el niño mayor colgando en el tubo de un closet, mientras que las dos menores en posiciones acomodadas. 


La médico forense que levantó los cuerpos, Magdalena Pérez, dijo que la madre recibió numerosas heridas con arma blanca en distintas partes del cuerpo, mientras que en el caso de los menores hay que esperar las investigaciones para determinar la causa de la muerte. 

 “Las cuatro personas tenían a la hora de ser encontrados alrededor de cuatro días de haber sido asesinados”, precisó Pérez. 

Los cuerpos fueron llevados al Inacif, ubicada en el Cementerio Cristo Redentor, donde pasadas las 8:00 de la noche de ayer no se había presentado familiar alguno. 

Como un horrendo crimen nunca antes visto en esa comunidad, describieron los vecinos del sector Enriquillo de la Capital, el asesinato múltiple atribuido a Portalatín Mendoza. 


Una fuente detalló que al ser contactado vía telefónica, el supuesto asesino dijo desconocer la situación, pero sin expresar asombro ni preocupación por el hecho, y en una segunda llamada admitió haber cometido los asesinatos. 

 El hecho ocurrió cuatro días atrás, pero la gente comentó que el matador llevó a cabo su múltiple asesinato con mucha preparación porque nadie escuchó ningún sonido, ni gritos que les advirtieran del crimen. 

 Según informaciones recogidas en el lugar, los menores no eran hijos de Víctor Alexander, y la joven Reyna Isabel tenía aproximadamente cinco meses de embarazo, dato que de confirmarse, sumaría un muerto más al caso de acuerdo al periodista Máximo Zabala.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More