"NADA COMO VOLVER A CASA"...

Por José Abreu Díaz 
Quién puede medir la intensidad de las emociones que asaltan al corazón cuando se pisa el suelo que a base de insistencia endureció nuestras piernas. 


Palpar las mismas paredes, volver a obtener la perspectiva que de algún modo nos ayudó a entender el horizonte, intentar rescatar al niño que en ésa calle grabó el tiempo con el paso de los años; solo se consigue con un feliz retorno a casa del municipio de Bohechío, provincia San Juan

Tal vez ése agudo realismo que aparece en la imagen es la razón que nos lleva a comprender que hemos crecido. Ya no hay chiquillos, sino hombres concebidos a destiempo, en busca de orientación. 

Ellos también tendrán su propia historia, que no será mejor ni peor que la nuestra, pero sí portadora de fuertes contrastes, y desequilibrios...

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More