TITULARES

Periodista Elías Piña, dice teme por su vida... Con las provincias del sur aumenta a 20 en alerta por onda tropical y vaguada... Rogelio: Masalles que se dedique a resolver lo que yo sé de él "coño"... Jovencito muere al chocar motor que conducía con un caballo... CDN y Altice ganan pleito a Telemicro: juez autoriza transmitir juegos Grandes Ligas... Qué Bárbara!...Madre abandonó sus 3 hijos por un romance... Hanley Ramírez en “serios problemas”, con un lió de droga... Plazas vacantes 150 chóferes en OMSA, sueldo 20 mil pesos... Te amo Arroyo Cano!... Corte suspende transmisión juegos de Grandes Ligas en RD... Bohechío: apagones tienen a la gente “al coger el monte”...El "quille" gobernador San Juan, "funcionarios asisten actos sí lo invita Yomaira... El celular será la llave de tu próximo carro... Leonel no admite decisión que prohíbe proselitismo... Agreden y destruyen cámara reportero SIN... Catedrático UASD de Bohechío, felicita Emma por triunfo como rectora...

¡Con un puñal en el tribunal!

Hay tres escenarios muy vulnerables a los desafueros de los violentos y los delincuentes: los hospitales públicos, las escuelas y los tribunales de justicia. 

En cada uno de ellos, con frecuencia, se han registrado actos de agresión con armas blancas y de fuego y con objetos contundentes producto de lo que parecen ser descuidos o falta de rigor en los sistemas de control para detectar y desarmar a todo aquel que pretenda entrar con esos instrumentos. 

El último ha ocurrido en el juzgado de paz de Esperanza, en Valverde, cuando un hombre se presentó con un puñal de 15 pulgadas a una audiencia sobre manutención de hijos y acuchilló a su expareja, la que se debate entre la vida y la muerte. 


Es insólito que en medio de un juicio se produjera semejante reyerta, que no adquirió ribetes más dramáticos porque de esa agresión se salvó la fiscalizadora que dirigía la audiencia. 

Aunque pudiera parecer aislado, episodios como este se han verificado en otros tribunales y otras audiencias, a pesar de que existen agentes asignados a la seguridad interna de esos recintos. 

No obstante, la repetición de los casos obliga a una revisión de los protocolos de seguridad no solo en los tribunales, sino en las escuelas públicas y en los hospitales, donde estos sistemas de prevención fallan a menudo, ya sea por negligencia o distracción de los vigilantes o por el endeble rigor con que deben observarse las reglas que garanticen la integridad de los ciudadanos y el orden mismo de esos recintos. Fuentes Listín diario digital.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More