TITULARES

Periodista Elías Piña, dice teme por su vida... Con las provincias del sur aumenta a 20 en alerta por onda tropical y vaguada... Rogelio: Masalles que se dedique a resolver lo que yo sé de él "coño"... Jovencito muere al chocar motor que conducía con un caballo... CDN y Altice ganan pleito a Telemicro: juez autoriza transmitir juegos Grandes Ligas... Qué Bárbara!...Madre abandonó sus 3 hijos por un romance... Hanley Ramírez en “serios problemas”, con un lió de droga... Plazas vacantes 150 chóferes en OMSA, sueldo 20 mil pesos... Te amo Arroyo Cano!... Corte suspende transmisión juegos de Grandes Ligas en RD... Bohechío: apagones tienen a la gente “al coger el monte”...El "quille" gobernador San Juan, "funcionarios asisten actos sí lo invita Yomaira... El celular será la llave de tu próximo carro... Leonel no admite decisión que prohíbe proselitismo... Agreden y destruyen cámara reportero SIN... Catedrático UASD de Bohechío, felicita Emma por triunfo como rectora...

Con los periodistas no!…

En este flamante año 2018 que apenas comienza se viene desarrollando una espiral de violencia, incomprensión e intolerancia hacia los trabajadores de la prensa que debe comenzar a preocupar a todos por igual. 

Por lo publicado hasta ahora en los medios de comunicación y las denuncias reiteradas de los gremios periodísticos dominicanos en detrimento del ejercicio periodístico es para ponerle atención. 

Por ejemplo, las amenazas, agresiones físicas y verbales de los familiares de empresario Ángel Rondón Rijo, a la periodista del canal Tele micro, Albania Flores, así como a los reclusos que rompieron la cámara al fotógrafo del periódico El Caribe, Juan Tomás Valenzuela, son actos repudiables que no pueden pasarse por alto. 

Otra agresión que resulta igualmente inaceptable es la que tiene que ver con el reglamento de la Liga Dominicana de Beisbol que prohíbe a los miembros de las cadenas emitir críticas contra árbitros y todo aquel que accione en el evento. 

Señores, no es conveniente seguir con esa anomia social ante situaciones como esas, es muy dañino tolerar esos actos como quien ve llover, hay que tomar las medidas pertinentes con temprano y poner en su puesto a quien o quienes haya que poner. 

Al referido comportamiento hay que salirle al paso, ir un poco más allá de la denuncia de ocasión o coyuntural, porque de no ser así todo parece indicar que en los días por venir para el ejercicio periodístico no serán nada fáciles. 

En la actual coyuntura democrática que vive la sociedad dominicana es inaceptable, repito, pretender limitar el trabajo de los periodistas y mucho menos tolerarle a particulares y colectivos su conducta de golpear y maltratar a los representantes de la prensa. 

Los hechos contra el ejercicio del periodismo que se han venido conociendo durante el desarrollo de este mes de enero deben y tienen que recibir todo el repudio de aquellos que sueñan un país de ciudadanos y ciudadanas decentes y democráticos, no de trogloditas y negadores de derechos. El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales.  Autor Quezada.alberto218@gmail.com

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More