La Florida: Por primera ejecutan hombre blanco por matar un negro

Ayer jueves fue ejecutado por primera vez en su historia a un blanco por el asesinato de un negro, La Florida, Miami.



Mark James Asay, 53 años, recibió la inyección letal –con un anestésico que se usaba por primera vez para una ejecución– en el corredor de la muerte de la prisión de Raiford pasadas las seis hora local. 

Estaba sentenciado a la pena capital por matar a tiros en 1987 al afroamericano Robert Lee Booker, de 34 años, y a Robert McDowell, de 26. 

Cuando le impusieron la pena, en los documentos judiciales McDowell también figuraba como negro. Más tarde se supo que en realidad era blanco-hispano. 

El tribunal corrigió el dato pero mantuvo la sentencia. En una entrevista reciente con un canal local, Asay, sollozando, asumió que mató a Lee Booker pero no a McDowell, dijo que no era racista –"He tenido amigos afroamericanos toda mi vida"– y sostuvo que cometió el crimen alcoholizado: "No sé lo que pasó. Perdí la cabeza". 



Nunca antes en 190 años de ejecuciones en Florida –la primera en 1827, un soldado ahorcado por homicidio– había sido ajusticiado un hombre blanco por un crimen racial, mientras que contando solo desde la reinstauración de la pena de muerte en 1976 en este estado han sido ejecutados 18 negros por matar a blancos. 

Desde ese año hasta ahora, en todo EE UU han recibido la pena de muerte 20 blancos por matar a negros y 288 negros por matar a blancos, de acuerdo al diario digital El País.

 Según el expediente, al amanecer del 18 de julio de 1987, Asay, tras una noche de borrachera en Jacksonville (norte de Florida, zona sureña de fuerte pasado racista) fue por las calles con su hermano y un amigo a buscar sexo. 25/08/2017.


Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More