TITULARES

Colombia Segunda vuelta derechista Duque y exguerrillero Petro... Recuperan pistola jefe Bomberos; asombro al identifican ladronazo...Subero Isa: Las primarias van como las quiere Danilo Medina... Policía reporta 9 muertos en esta semana, por violencia... Tormenta no presenta peligro para RD; amenaza otros paises... En Yaque necesitan un mercado... Periodista fue asaltada despojada de su vehículo... Mira Video: hombre que “arriesgó” su vida para entregar un “papelito” presidente Medina... Baní: Asesinan a tiros 2 vigilantes envasadora de GLP, roban escopetas... Hospital Mocoso Puello relanza Unidad de Pie Diabético... Alcaldía garantiza Multiuso remozado para Patronales Bohechío 2018... Ministro de Salud dice que en la RD, no hay brote de varicela... Encuentran niño se había extraviado Las Charcas-Azua.... Padres demandan hijo 30 años, porque no se ha ido de la casa...

Una trampa para controlar el mosquito del dengue

Ronald Skewes Ramm, director Centro Nacional de Control de Enfermedades Tropicales (Cencet).


En la República Dominicana existen 65 especies de mosquitos, de las cuales, cuatro tienen importancia clínica por su capacidad de transmitir enfermedades potencialmente mortales. 

Se trata del Anófeles, portador de la malaria o paludismo; el Culex Quinquefaciatus, transmisor del virus del Nilo, la encefalitis equina y la filariasis linfática, y el Aedes Aegypti, que junto al Aedes Albopictus, son los vectores del Dengue, la Chikungunya y el Zika, que en los últimos dos años se han convertido en un serio problema de salud pública, causando 23,696 infectados y 143 muertos, de acuerdo a los reportes de la Dirección General de Epidemiología. 

 Ante esa realidad, el Ministerio de Salud, a través del Centro Nacional de Control de Enfermedades Tropicales (Cencet), ha decidido asumir un rol proactivo a través de la vigilancia epidemiológica y entomológica que permita anticipar posibles brotes de estas enfermedades. 

Una de estas acciones consiste en la instalación de “ovitrampas” en algunos sectores y provincias que tradicionalmente han mantenido activa la transmisión del dengue, dijo al diario digital elcaribe. 

Este sencillo invento mexicano introducido y donado por técnicos aztecas hace dos semanas, consiste en la instalación de envases plásticos con un pequeño orificio y capacidad para un litro de agua, a los cuales se les coloca papel pellón en todo el borde en donde la hembra del mosquito deposita sus huevos, los que semanalmente serán analizados en los laboratorios de entomología del Cencet. 

El director general del Centro, Ronald Skewes Ramm, explica que con esto se puede verificar si la población de mosquitos ha registrado un aumento o disminución, y de esa manera poder intervenir sin esperar a que haya un brote en la población.

 “Se trata de movernos más hacia el aspecto preventivo, no curativo o reactivo. Imagínese, un mosquito pica a alguien y tiene un periodo de incubación de entre doce a catorce días para que la persona pueda desarrollar síntomas. 

De ahí, la persona puede durar uno, dos, tres, días en acudir a un establecimiento de salud, y si el centro es bueno me va a reportar al día siguiente. Lo que quiere decir que hace 17 días que el mosquito actuó y ha infectado a más personas”. leer más aquí. 24/07/2017.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More