Un incorruptible sanjuanero para las Altas Cortes

Por Rubén Moreta 
San Juan de la Maguana ha parido una generación de aquilatados profesionales, de gran reciedumbre moral. Son ciudadanos que dedicaron tiempo y empeño a su formación intelectual y que en su prístino ejercicio, han demostrado sapiencia, integridad y pasión. 

En el ámbito jurídico, sobresale el doctor Pedro Antonio Mateo Ibert, centelleante jurista, que en su currículum tiene dos Máster (uno en Derecho Procesal Penal en la Universidad Apec y otro en Derecho Constitucional, en la Universidad Iberoamericana (Unibe), más una Especialidad en Derecho Penal en la Universidad Apec. 

Es profesor de Derecho en la Universidad Central del Este (UCE) y en la Escuela Nacional del Ministerio Público. Mateo Ibert es Ministerio Público de carrera. 

En 2004, se inició como Procurador Fiscal del Distrito Judicial de San Juan y fue ascendido a Procurador General de la Corte de Apelación del Departamento Judicial. 

En todo su desempeño ha obrado con idoneidad y rectitud, enfrentando la corrupción, encarcelando y sometiendo a la justicia a funcionarios que han obrado mal y confrontando a Policías antinarcóticos que, asociados a traficantes, dañan la juventud en los barrios sanjuaneros, mercadeando sus enervantes. 

El doctor Pedro Antonio Mateo Ibert, es un funcionario incorruptible, de gran preparación, que merece un asiento en las Altas Cortes. Lo respaldo en sus aspiraciones para la Suprema Corte de Justicia o el Tribunal Superior Electoral. 
El autor es Profesor UASD. 08/07/2017.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More