¿Lo cree?

 En el tránsito del país, he visto de todo: desde el señor que zigzaguea en su moto con una puerta grande atravesada, ocupando casi media avenida, hasta el león humano que quita los obstáculos colocados por la autoridad, para evitarse una vuelta con su yipeta o carro de lujo. 


Pero nunca había visto a un chófer correr su carro bajo un aguacero mientras, con el "limpiavidrio" en la mano izquierda, despejaba el cristal. 

Le seguí por la carretera Tenares-San Francisco de Macorís, y, cuando la lluvia cesó, guardó la pieza que, según los constructores del vehículo, debió estar instalada para que funcionara a tiro de un comando. ¿Lo cree?. Tony Pérez. 23/04/2017. 

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More