Hallan Biblia en la que se afirma Jesucristo no fue crucificado


3 mil 900 millones de personas han leído el conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo. La canonicidad de cada libro varía dependiendo de la tradición adoptada. Según las religiones judía y cristiana, sus “cánticos” transmiten la palabra de Dios.

En octubre de 2008, el obispo católico italiano Vincenzo Paglia, presidente de la Federación Bíblica Católica, informó que este libro ha sido traducido a 2 mil 454 idiomas, convirtiéndolo en uno de los más leídos en todo el mundo. Para los creyentes cristianos, la Biblia es la principal fuente de fe y doctrina en Cristo. 

En el siglo XVI los diferentes movimientos de la Reforma Protestante comenzaron a experimentar un alto desgaste en discusiones filosóficas y a separarse unos de otros; para menguar este problema se definió el principio llamado “sola escritura”, que significa que solamente la Biblia puede ser considerada fuente de doctrina cristiana. 

 Los textos describen la muerte de Cristo en los Evangelios de: Mateo cap 27: versículos 32 al 56, Marcos cap 15 vers. 21 al 41, Lucas cap 23 vers 26 al 49, Juan cap 19 vers 17 al 30. Y la resurrección está descrita en: Mateo cap 28 vers 1 al 10, Marcos cap 16 vers 1 al 8, Lucas cap 24 vers 1 al 12, Juan cap 20 vers 1 al 10. 

Pero en 2000 fue descubierta, en Turquía, una Biblia que contiene el Evangelio de Bernabé, quien fue uno de los discípulos de Cristo, que mantiene una visión de Jesucristo similar a la del Islam. 


El libro, hecho en cuero tratado y escrito en un dialecto del arameo, el idioma de Jesucristo, y guardado por el Museo Etnográfico de Ankara, tiene páginas negras debido a la acción del tiempo, pero según los expertos que evaluaron el libro, aseguraron que es original. 

Las autoridades religiosas de Teherán aseguran que el texto demuestra que Jesús no fue crucificado, y que quien murió de esa manera no era el Hijo de Dios sino un profeta. 

El libro también dice que Jesús ascendió al cielo vivo, sin haber sido crucificado, y Judas Iscariote habría sido crucificado en su lugar. Habla sobre el anuncio que dio Jesús de la venida del Profeta Muhammad, quien fundaría el Islamismo 700 años después de Cristo. 

El texto prevé la llegada del último mesías islámico, hecho que no ha sucedido todavía. El Vaticano ha mostrado preocupación por el descubrimiento del libro y pidió a las autoridades turcas que expertos de la Iglesia Católica evalúen el contenido del libro desde su visión; se cree que esta institución, en el Concilio de Nicea, ha realizado la selección de los Evangelios que formarían parte de la Biblia, suprimiendo algunos, entre ellos, posiblemente el Evangelio de Bernabé. 

También existe la creencia de que había muchos otros evangelios, conocidos como Evangelios del Mar Muerto. 13/04/2017.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More