TITULARES

...Piden Director PN apresar asesino de “Buche”...Estudiante dice fue violada por su ginecólogo consulta médica...San Juan: Graban encargado cárcel recibe supuesto soborno-VIDEO...Cientos de policías y militares 27 de Febrero por anuncio de marcha transportista...Ante llamado a protestas, guaguas OMSA, serán gratis mañana...Periodista gana Premio Nacional de Historia... Obispo destaca emprendedores de Arroyo Cano Expo San Juan 2018...Por vociferar en bar que Villarpando, no hay hombres "le parten la boca"... Juramentan Asociación de Mecánicos (ASODOMYA) en San Juan de la Maguana...Sanjuanero: Anderson Humor, se puede vivir de las redes...PRM Realizan encuentro de dirigentes Pensilvania...“Primer Festival del Casabe”... Mira por qué cierran "Mercado de los Muertos"?...Prohíben a los turistas con sobrepeso montar en burro..Regional Sur Central PN; Suspende coronel y otros agentes supuesto soborno...Azua: Reportan hombre desaparecido; 829-443-0412...Atrapan hombre amenazó de muerte a otro con machete en velatorio...

Navidad entre lágrimas: el drama de las mujeres en prisión

En la cárcel de Najayo un simple aguinaldo puede despertar en varias internas la melancolía. Para algunas, esta será su primera Navidad en prisión, para otras, será su décima. 


Tías, madres, hijas, abuelas que volverán a pasar otra Nochebuena sin su familia. A una más que a otra, les agrada la Navidad, pero todas, preventivas y condenadas, coinciden en que la importancia de la época es compartir con sus seres queridos, el anhelo de todas las recluidas. 

A muchas, los barrotes las hacen meditar sobre sus delitos. La violación a la Ley 50-88 sobre drogas es la infracción más cometida. Les siguen homicidio, estafa, falsificación y robo. En este recinto penitenciario hay nueve pabellones.

En estas fechas, las reclusas se dividen en grupos para decorarlos. Adornar cada uno les toma alrededor de una semana. Antes del 24 de diciembre, las autoridades de la Procuraduría General de la República otorga un premio al pabellón mejor decorado.

 “¡Pide que te dejen pasar para que veas las decoraciones que hicimos!”, dice una de las presas a la periodista antes de que suene el timbre que les recuerda que deben entrar a sus celdas. 


Varias se quedan en los pasillos y entran solo cuando el personal de seguridad se les acerca. A sus decoraciones, algunas hechas a base de materiales reciclables, les impregnan entusiasmo, por eso sienten orgullo al mostrarlas. 

Los insumos les llegan a través de los familiares y por área pueden gastar más de RD$15 mil. En Nochebuena y Año Nuevo, las privadas de libertad comparten una cena especial de la época. Diario Libre digital. 23/12/2016.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More