Los chóferes quieren su Navidad...


La táctica es repentina pero la estrategia es la de siempre. El juego de poder en que un aprieta y afloja permite entendimiento al borde del abismo. 


Los chóferes toman su tiempo para comerse el puerco asado, pero con la sobremesa de volver sobre la situación del transporte posterior al fallo. 

La decisión del tribunal no resolvió nada, que se sepa, pero si repuso sobre el tapete el eterno problema. 

El sector empresarios celebró ganancia de causa, pero el sector chóferes le marchará al gobierno. “En enero nos vemos” se les escuchó decir en medio de un ruido de bocinas, y enero está al cruzar el semáforo. 


El gobierno que no se entretenga mucho en vacaciones de Navidad, pues posiblemente antes de Reyes tenga que afrontar dificultades en las calles. 

 A menos que se adelante y les de su Niño Jesús, pues desde que se dejó de andar a pies los chóferes organizados se calman cuando tienen a manos muñecas y bicicletas. 

El recurso fue contra el gobierno, y este ni se enteró, y los chóferes asumieron la derrota y ahora piensan cobrársela al propio gobierno, pues conviene y aprovecha el efecto triángulo.   Diario Libre digital. 22/12/2016.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More