TITULARES

Premio al Mérito Estudiantil, en Ocoa obtiene índice 99.9... Alcalde Passaic-NJ declara homólogo de Bohechío visitante de honor... Al expresidente Hipólito Mejía “no le importa meter la pata”...Otra vez haitiano se enfrenta a tiros con Policía y escapa Padre Las Casas...Otra vez haitiano se enfrenta a tiros con Policía y escapa Padre Las Casas...Policía investiga muerte anestesióloga Cotui; creen se suicidó nativa de Yaque...¿Desaparece Google Drive?...PN atribuye muerte de hombre atado con cadenas y blocks fue por líos de droga...Muere profesora Australia De León hermana de "Cupin"...San Juan: Urania Montas gradúa cientos nuevos profesionales...Este domingo presidente Medina supervisa proyectos agrícolas Hondo Valle...Para arreglar todo esto hay que leer a Maquiavelo...Empresario dice facilitó el millón en calidad préstamo...

La horrible muerte profesor "Jalisco" Batey


Por; Víctor Bautista/12/12/2016
La primera vez que visité la sección La Florida, una loma en San Juan de la Maguana donde vivía Josefa, mi abuela materna, con 100 años a cuesta, invidente, lúcida y con pocas arrugas, me sentí en un escenario bucólico. Yo tendría entonces 10 años. 

Ese retrato de mi niñez se ha hecho añicos al saber que en la ruta hacia el terruño donde yacen los huesos de abuela se produjo un crimen espeluznante que tipifica a la otrora paradisiaca zona como un campo de riesgo y de sangre. 

 Julio César Jiménez (Jalisco), director de la escuela básica de El Batey, se transportaba en su motocicleta el pasado 1 de diciembre, un día en que no había docencia, para recibir los alimentos del desayuno escolar. 

En el camino fue interceptado, bajado a la fuerza del vehículo y llevado a unos matorrales, después de cruzar una accidentada hondura en Los Cerros de Mogollón. Le propinaron un fuerte golpe en la cabeza. Cayó de cara al polvo y, estando vivo, le rociaron gasolina y lo incendiaron. 

Los exámenes patológicos indican que Jalisco –cuyo cuerpo fue hallado al día siguiente- estuvo con vida entre siete y ocho horas después de sufrir esta crueldad: trauma cerrado del cráneo, shock hemorrágico cerebral interno y quemaduras de primer grado. 



El profesor Jiménez, quien durante 16 años asumió como un sacerdocio la enseñanza en un lugar al que llevó la luz de la educación, fue también fundador de un liceo. 

Es de la gente muy cercana de mis años mozos, del barrio contiguo, hermano de uno de mis mejores amigos sanjuaneros, José Miguel Jiménez, maestro y poeta. 

La nobleza, la humildad, la dedicación al trabajo son sellos de la familia Jiménez Valdez sacudida por este horrible hecho. 



¿Hasta dónde dejaremos que avance la criminalidad, el deterioro social, la crisis familiar, la exclusión, la inseguridad, la impunidad? No estamos seguros en ningún lugar. Ojalá este suceso no entre a la extensa lista de casos sin solución que estimulan la continuidad del crimen. 

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More