TITULARES

Británico engañó al menos 4 dominicanas diciendo tenía dinero...Diputados rusos visitaron Corea del Norte y aseguraron que sus misiles pueden llegar "tranquilamente" el territorio EEUU....Bohechío: Este lunes darán apertura Juegos Municipales...Niño sufre quemaduras a caer en una olla con té en escuela RD...Negociación entre Venezuela y oposición se reanudará en enero...Padres piden ayuda para trasplante de corazón de su hijo...Hoy inician Aguinaldos Navideños 2017 en Bohechío...Acróbata grabó su propia muerte cumplía un reto...¿Para qué sirve formar parte del SICA?... Ocupan más de mil paquetes cocaína Barahona....

Los pobres "guachimanes"



Por Santiago Estrella Veloz
La verdad es que llama la atención que cada vez que los delincuentes hacen un atraco en un banco u otro establecimiento comercial, la noticias consignan que los vigilantes despojados de sus armas o asesinados, son personas de edad provecta, algunos de 65 años y hasta más.

Esos vigilantes, precisamente por su edad, carecen de los reflejos necesarios de un joven para actuar rápidamente y no dejarse desarmar. Es penoso decirlo, pero gente así no debería ser aceptado como "guachimán" en las empresas. 


¿Es que trabajan por menos salario? ¿Es que aceptan pasarse de horario sin que les paguen horas extras? Me parece que la Superintendencia de Seguridad Privada, del Ministerio de Defensa, que es el organismo estatal que regula las actividades de los "guachimanes", debería hacer un levantamiento para ver quiénes califican y quienes no, como también monitorearlos, pues he visto guachimanes bebiendo tragos en sus respectivos trabajos. 

En esa tarea debería participar también la Asociación Dominicana de Empresas de Seguridad. ¿Cómo una persona con dos o tres tragos en la cabeza puede reaccionar apropiadamente en caso de un asalto?.

¿ Es que esa Superintendencia no puede regular eso, cuando también hay viejitos que se duermen mientras están de servicio? Otros, más jóvenes, se ponen a chatear en horas laborales, atentos a los mensajes electrónicos en lugar de estar alertas. 
Sucede lo mismo con los que ingresan como guachimanes aparentemente sin ser depurados, como ocurrió hace poco en una ciudad del Este donde uno de esos vigilantes se suicidó al saber que era buscado por el robo de un motor. 

¿Es que no lo depuraron antes de contratarlo? Todo indica que no. Otro punto es saber si son lo suficientemente adiestrados para manejar las armas que se les entregan, sean escopetas o revólveres, por más de 24 horas de trabajo.

Se ha registrado más de un caso de guardianes heridos por su propia arma o la de un compañero, siempre “accidentalmente”, porque al parecer no tienen entrenamiento. Todo eso hay que acabarlo. Hay que evitar más muertes de guachimanes, señores autoridades. 17/09/2016.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More