VALOR ABSOLUTO Y VALOR RELATIVO EN EL MEDALLERO OLÍMPICO


Por Carlos Rodríguez*
  A todas luces carece de veracidad y de la más elemental lógica racional hacer gárgara con el supuesto " hecho "insignificante" y el presunto fracaso de un país como la República Dominicana por el hecho de obtener una sola medalla de oro en unos juegos olímpicos. 

He escuchado a algunos "gurús" del pseudoconocimiento minimizar la epopeya deportiva de tener en su historia "sólo tres medallitas de oro en olimpíadas". 

Para ellos eso carece de valor y hasta cae en el campo de lo "ridículo". Mas no es así. Es todo lo contrario, porque resulta que existen unos parámetros (herramientas de medición) y unos puntos de referencia a partir del los cuales los expertos proyectan y determinan, en condiciones normales, los países y atletas favoritos para ganar unas competencias deportivas de conjunto e individuales. 

Hoy día, la investigación deportiva ha avanzado tanto como ha avanzado la tecnología aplicada a la medicina deportiva, que ahora en base a la determinación genética hace posible proyectar a muy temprana edad en cuál deporte podría tener mejor desempeño un recién nacido, un futuro atleta. Indudablemente que esta ventaja comparativa ensancha aun más la brecha de desigualdad existente entre los países pobres y las potencias deportivas, que son a la vez las grandes economías. 

Pero... ¡vamos al grano, explicando aquello de los valores absoluto y relativo del medallero; es decir, del standing o posiciones por medallas obtenidas, según país. Para determinar el atleta favorito de una competencia individual o el equipo favorito de un juego de conjunto, los expertos están apelando al método econométrico. 

Es decir, a la combinación o cruce de variables provenientes de la economía, la matemática, la estadística y la tradición deportiva del país en cada disciplina: 

1.- De la economía toman el ingreso percápita de los habitantes del país al que representan el atleta y/o el equipo que compiten. 

Ello permite determinar la inversión económica que puede hacer el Estado en el desarrollo del deporte. A mayor inversión corresponde un mayor desarrollo y a éste una mayor posiblidad de triunfo. 

2.- De la estadística y la matemática toman la cantidad de habitantes que tiene cada país representado en las olimpíadas o competencias para de determinar la cantidad de atletas de alta competición que puede tener ese país. Hoy día se estima que por cada millón de habitante pude sugir una cantidad de atletas que normalmente no supera el número de tres, con esa condición. 

3.- Una tercera variable es la tradición en la práctica de un deporte a través del tiempo. "Ese muchacho nació con el béisbol en la sangre", suelen decir los dominicanos, para referirse a la naturalidad conque nuestros muchachos practican ese juego. Y la tradición en la práctica deportiva constituye una "piedra angular" del triunfo en una competencia específica. 

Por esas razones, los mundiales de fútbol sócker son, habitualmente, dominados por Europa Central (Alemania, Inglaterra, Francia, España,.etc) o por países suramericanos(Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, etc.), por cierto, muy vinculados a Europa en su origen poblacional. 

Así, las cosas, cuando un pequeño país del Tercer Mundo, como la República Dominicana, con sus escasos 10 millones de habitantes, de limitadísimos ingresos percápita, por lo regular son deteminados en base a rangos excesivamente enequitativos, combinados con una muy corta tradición deportiva, gana una medalla cual que sea su denominación, debe ser motivo de júbilo y celebración para sus ciudadanos y ciudadanas, pues su valor intrínseco relativo se multiplica por 10, 20, 50, 100 y 200 en comparación con el valor absoluto de las medallas que obtienen los países citados en el párrafo anterior, en función del alto potencial que le confieren su ingreso percápita, población y tradición. 
El autor es periodista. 08/08/2016.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More